Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció cero impunidad si se comprueba algún delito cometido por Carlos Lomelí, su superdelegado en Jalisco.
Sin embargo, precisó que no se cometerán injusticias en contra del funcionario federal si la Secretaría de la Función Pública (SFP), quien ya lo investiga, no halla elementos que lo incriminen.
“Si no tiene delitos, si legalmente no tiene responsabilidad, no podemos nosotros cometer injusticias. Si hay pruebas, se castiga y salen del Gobierno, sea quien sea. Es cero corrupción, cero impunidad”, afirmó.
REFORMA publicó ayer que Lomelí construyó un emporio de 21 empresas mediante las cuales, en los últimos 13 años, ha obtenido contratos por 17 mil millones de pesos con 17 gobiernos estatales.
A pregunta expresa, el Mandatario federal pidió esperar los resultados de la investigación administrativa.
“No hay que adelantarnos, o sea, no se puede sentenciar desde el periodismo, hay que esperar. Para eso hay una autoridad y no hay intención de encubrir a nadie, de tapar a nadie”, aseguró.
López Obrador afirmó que la investigación dada a conocer por este diario contra Lomelí es parte de una trama política debido a que es aliado suyo.
“Sí, existe una confrontación política porque él fue candidato a gobernador en Jalisco, y este tema REFORMA lo trae desde hace algún tiempo. Antes creo que fue diputado federal de un partido que no era Morena y no había tanto cuestionamiento.
“Pero, cuando ya pasa a ser candidato de Morena y tiene que participar en el proceso de elección de Jalisco, pues ya se intensifican las acusaciones”, refirió.
Para finalizar el tema, el Mandatario aclaró que su administración es diferente a los anteriores Gobiernos.
“Le mando decir de manera respetuosa al Reforma que no nos confunda, no somos iguales a los otros gobernantes, somos distintos, que tengan confianza”, dijo.