Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

MÉRIDA, Yucatán.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó ayer que su Gobierno está dispuesto a proteger a Mario Aburto, asesino confeso de Luis Donaldo Colosio, en caso de que quiera revelar algo nuevo sobre el crimen del ex candidato presidencial priista.
En la conferencia matutina, el Mandatario también se comprometió a respetar sus derechos humanos y subrayó la importancia de que no haya ninguna duda sobre lo ocurrido el 23 de marzo de 1994.
«Si la familia del señor Aburto y él tienen algo que decir sobre su proceso que signifique otra versión sobre los hechos, y si él puede expresar, probar, que fue torturado, que está amenazado y que por eso ha guardado silencio, si es que existe otra versión, el Estado mexicano lo protegería», dijo.
«A nosotros sí nos interesa mucho el que no haya ninguna duda, ninguna sospecha sobre este lamentable asesinato de Luis Donaldo Colosio, fue una vileza lo que le hicieron. Entonces, sería un acto de justicia y, por lo mismo, es un asunto de Estado».
El 26 de octubre, al emitir una recomendación por tortura a Aburto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ordenó a la Fiscalía General de la República reabrir la investigación del Caso Colosio.
«Si él estuviese dispuesto a contar su versión, se le brindaría toda la protección a él, a su familia, si tiene algo que aportar. Ahora, si las cosas sucedieron como están en el juicio, lo único a lo que estamos obligados es a hacer que no se le violen sus derechos humanos, y eso es un compromiso», abundó.
López Obrador anunció que pedirá a Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, que se entreviste con familiares de Aburto.

¡Participa con tu opinión!