Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los integrantes de la 4T ofrecieron respeto a los partidos de Oposición y a los 22.7 millones de mexicanos que no votaron por ellos, pues, afirmaron, quieren construir un México para todos.
El Consejo General del INE conoció ayer los resultados finales de la elección a la Presidencia de la República, con lo que el instituto concluyó con el proceso electoral para que, ahora, quede en manos del Tribunal Electoral la calificación y validez de los comicios presidenciales.
Durante la sesión, el diputado Gerardo Fernández Noroña insistió que aunque la Oposición tiene derecho a impugnar, tras el «demoledor, contundente y apabullante» triunfo de Claudia Sheinbaum debería reflexionar sobre el reto que tiene enfrente.
Afirmó que PAN, PRD, PRI y MC tienen dos caminos: apoyar en el proyecto a Sheinbaum y ser críticos y señalar errores, o continuar con la misma actitud de los últimos seis años, que los llevó al «desastre electoral».
«Seremos respetuosos de todos los puntos de vista, de todas las expresiones políticas, de todos los sectores de la población, serviremos a todos por igual y no haremos ninguna de las cosas que se hacían cuando nosotros éramos Oposición, como abuso, atropello, maltrato, persecución, represión», arengó.
En respuesta, los representantes del PAN y PRD afirmaron que no niegan los 35 millones de votos que alcanzó Sheinbaum, pero no se cansarán de repetir que no hubo cancha pareja, pues fue una elección de Estado con la intromisión del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
El senador Emilio Álvarez Icaza afirmó que la Oposición sí tiene que reflexionar sobre su futuro, pero que a la 4T también le toca repensar si atentará contra la democracia, porque hay señales que preocupan.
«El nuevo régimen va a requerir eso: responsabilidad para reconocer la presencia de un país plural, no sólo de un único pensamiento.
«Habrá una mayoría, sí, pero hay una minoría que también tiene el legítimo derecho, como hoy entendemos la democracia. La democracia hoy no sólo es el ejercicio de los derechos de las mayorías, sino también y fundamentalmente el respeto a los derechos de las minorías», apuntó.
El representante del PAN, Víctor Hugo Sondón, recalcó que ha escuchado respeto, pero jamás han hablado de diálogo.
«No he oído hablar a ningún miembro de la coalición ganadora, sobre la apertura al diálogo y la concertación política, que debe prevalecer en el país, que se debe de establecer en el país, porque al final hubo millones de mexicanos que votaron por otra opción política distinta a ustedes», indicó.
A los consejeros les pidió aplicar correctamente la fórmula para que esos millones de mexicanos estén representados en los plurinominales.
«A esas voces no las podemos callar, esas voces tienen que hablar y tienen que hablar a través de sus representantes. Los 35 millones no los negamos, pero nosotros de lo que hablamos es de la inequidad en el proceso. Esta fue una elección totalmente inequitativa y eso nadie lo puede negar», abundó.
En respuesta, el representante de Morena, Sergio Gutiérrez Luna, afirmó que las minorías deben estar representadas, pero «no inflarlas artificialmente».