El personal del área COVID del Hospital Miguel Hidalgo se encuentra emocionalmente cansado, bajo mucho estrés y en un ambiente muy pesado ante el alza en los contagios con un nivel de ocupación de hasta un 80%, así lo señaló el dirigente del Sindicato Único de Trabajadores, Francisco Javier Araiza Méndez.
Resaltó que actualmente el ambiente entre los trabajadores emocionalmente está desgastado y manifiestan un humor de molestia, por lo que los problemas que llegan a tener son más por el estrés laboral.
Comentó que a principios de año tuvieron descanso, sin embargo, duró poco tiempo ya que ahora llevan cerca de 3 meses con índices a la alza, por lo que la situación sigue muy complicada en el Hospital, aunque con un comportamiento muy diferente respecto al año pasado, ya que si bien hay muchos ingresos de pacientes, la gente no llega tan grave aunado a la experiencia de los trabajadores y el manejo ha mejorado mucho la estancia hospitalaria.
Asimismo, destacó que la letalidad que se tiene en el Hospital Hidalgo es muy baja a comparación de otros hospitales del Estado.
Estableció que las áreas de terapia intensiva se encuentran actualmente entre un 70 y un 80% y aunque han llegado a estar al 100%, la ventaja es que ha sido muy voluble la estancia ya que en un día puede haber muchos, pero al día siguiente pueden salir todos. “Esa es la diferencia al año pasado. En 2020 llegaba alguien infectado por COVID a intubarse y tristemente a morirse y ahora no, la gran mayoría llegan, se les da tratamiento y van para su casa”.
Indicó que las edades de quienes llegan a internarse van desde jóvenes entre 30 a 40 años y hasta arriba de 60 y se trata sobre todo de gente que no se vacunó en su mayoría, aunque también llegan pocos vacunados, los cuales salen rápido, enfatizando que a la fecha no ha habido contagios por COVID entre los trabajadores del hospital.