Andrea Ahedo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El pedestal en el que hasta 2020 se ubicaba la estatua de Cristobal Colón ayer volvió a ser ocupado.
Una escultura de madera pintada en morado y que representa a una mujer con el puño en alto fue instalada en el cruce de Paseo de la Reforma y Versalles por colectivos de mujeres víctimas de violencia y familiares de desaparecidos.
El sitio fue renombrado por los grupos como Glorieta de las Mujeres que Luchan.
La semana pasada, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, mencionó que sería el Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos el que determinaría qué escultura sustituirá a Colón, luego de la ola de críticas que desató la escultura Tlali del artista Pedro Reyes.