Verónica Ayala/ Especial MCCI
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Pemex Procurement International (PPI), la filial de la petrolera mexicana en Houston que dirige la hija del secretario particular del Presidente Andrés Manuel López Obrador, mantiene en secreto su nómina y los contratos multimillonarios que ha suscrito con compañías como Baker Hughes y Vitol.
Responsable de operaciones comerciales para Pemex en el extranjero, PPI es dirigida desde mediados de 2019 por Carmelina Esquer Camacho, hija de Alejandro Esquer, secretario de AMLO y quien ha sido su operador financiero.
Una fuente que ha colaborado para PPI informó que el sueldo mensual de Carmelina Esquer es equivalente a 300 mil pesos, percepción superior a la del Presidente de México. En su declaración patrimonial de 2020, ella reportó un ingreso mensual en Houston de 13 mil 500 dólares, equivalentes a 270 mil pesos.
Lo anterior contraviene la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, publicada el 19 de mayo de 2021 en el Diario Oficial de la Federación, que obliga a todos los funcionarios a percibir un salario menor al del Presidente, que es de 115 mil 739 pesos netos.
Pero aunque Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) solicitó a Pemex la información sobre la nómina de PPI, incluido el sueldo de la directora, la petrolera se negó a proporcionar cualquier dato.
Pemex respondió que no contaba con esa documentación y que al regirse por las leyes del país en el que está constituida, la filial no es «sujeto obligado» en términos de la legislación mexicana de transparencia.
Incluso aludió al «velo corporativo» de la empresa para justificar que no se transparente su información, aunque MCCI corroboró que en años anteriores algunos de los contratos gestionados por PPI sí eran públicos.

Los contratos
PPI fue constituida en EU en 1994 y ha negociado con grandes multinacionales de Pemex, como Vitol, involucrada en el pago de sobornos entre 2015 y 2020, y Baker Hughes, que estuvo en el centro de la polémica luego de que en enero pasado se reveló que el hijo mayor del Presidente López Obrador había ocupado una residencia en Houston de un alto ejecutivo de esa compañía.
Según la Auditoría Superior de la Federación, PPI evaluó la información legal, administrativa, financiera y técnica de cinco consorcios en un procedimiento que derivó en un contrato por 66 millones de dólares con tres empresas de Baker Hughes en marzo de 2018 -el último año de Peña Nieto- y que se elevó cinco veces hasta sumar 343 millones de dólares en el Gobierno de López Obrador.
Sobre los contratos con Vitol, MCCI comprobó que PPI intervino en la adquisición de 720 mil toneladas de etano para plantas de Pemex, en una asignación por 237 millones de dólares de 2018 a 2020.

¡Participa con tu opinión!