Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Comisión Federal de Electricidad (CFE) distorsiona sus estados financieros para mantener subsidios cruzados entre sus subsidiarias, asegura el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).
De acuerdo con una investigación realizada por ese organismo, los reportes financieros de la CFE no reflejan el estado real de sus empresas, ya que compensa las utilidades que tuvieron unas con las pérdidas de otras.
Esta distorsión, asegura el Instituto, tiene implicaciones negativas en el funcionamiento y competencia en el mercado eléctrico, lo que afecta a los hogares y empresas porque enfrentan mayores precios en la electricidad.
“A pesar de la obligación legal que prohíbe que las distintas empresas subsidiarias de la CFE realicen actividades que corresponden a sus contrapartes, desde 2015 se tiene registro de subsidios cruzados: el cargo por demanda garantizada o el cargo por potencia.
“Dichos cargos representan una violación al espíritu de los Términos de Estricta Separación Legal de la CFE: solo entre 2018 y 2020 CFE Distribución y CFE Transmisión transfirieron 150 mil 820 millones de pesos a CFE Suministrador de Servicios Básicos”, detalló el IMCO.
Explicó que si bien en los estados financieros consolidados no implican una modificación contable, sí lo es en los estados de cada una de las subsidiarias de CFE.
Lo anterior afecta a la toma de decisiones en ellas porque desincentivan a las empresas que no son rentables a ser más competitivas.
El Imco recomendó transparentar y desglosar los subsidios y que cada empresa presente su información desagregada.