Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- Los dos condados más grandes de Wisconsin concluyeron los recuentos solicitados por la campaña del Presidente Donald Trump, y los resultados aumentaron ligeramente el margen de victoria de Joe Biden y reafirmaron su triunfo en las elecciones.
El condado de Dane certificó sus datos electorales ayer, en los que reportó una ganancia de 45 votos para el actual Mandatario.
El condado de Milwaukee, que fue blanco de un recuento por el que Trump pagó 3 millones de dólares, informó en sus resultados del viernes un incremento de 132 sufragios para Biden.
En conjunto, los dos condados apenas cambiaron el margen de ventaja del Presidente electo Biden de aproximadamente 20 mil 600 votos, al sumar una ganancia neta para el demócrata de 87 boletas electorales.
La portavoz de la campaña de Trump, Jenna Ellis, dijo que los recuentos en Wisconsin revelaron “serios problemas” sobre si los sufragios son legales, pero no ofreció detalles para validar su afirmación.
“Como dijimos desde el principio, queremos que se cuenten todos los votos legales y sólo los votos legales, y continuaremos cumpliendo nuestra promesa al pueblo estadounidense de luchar por unas elecciones libres y justas”, sostuvo.
La fecha límite para certificar el voto en el estado es mañana. La certificación la realiza el presidente demócrata de la Comisión Electoral de Wisconsin, que es bipartidista.
Antes de que se completara el recuento, el actual Presidente prometió impugnar el resultado en la corte.
En tanto, en su primera entrevista desde que perdió ante Biden, Trump señaló que el FBI y el Departamento de Justicia podrían estar “involucrados” en lo que otra vez calificó, sin pruebas, una elección fraudulenta.
El Mandatario insinuó en Fox News que las agencias de aplicación de la ley estaban predispuestas en contra de sus esfuerzos por permanecer en el cargo.
No obstante, Trump dudó si el máximo tribunal del país alguna vez escuchará un caso que refleje sus acusaciones infundadas de anomalías electorales generalizadas.
“El problema es que es difícil llevarlo a la Corte Suprema”, dijo Trump, sin aclarar si pensaba que el ente se negaría a escuchar una apelación o si su campaña ni siquiera podría presentar una.
Sus comentarios sugirieron una creciente resignación ante los resultados de las elecciones.
En ese sentido, The Washington Post reportó que Trump pasó parte del fin de semana largo por Acción de Gracias llamando a los asesores para preguntarles si creían que realmente había perdido los comicios, según una persona familiarizada con las conversaciones.
“¿Crees que (la elección) fue robada?”, preguntó el Mandatario.

Forma equipo de trabajo sólo de mujeres
WILMINGTON.- Biden anunció ayer a su personal de comunicaciones de la Casa Blanca compuesto exclusivamente por siete mujeres, por primera vez en la historia de EU. Jennifer Psaki, una veterana de la Administración de Barack Obama, estará en el papel más visible como secretaria de prensa.
“Comunicarse de manera directa y veraz con el pueblo estadounidense es uno de los deberes más importantes de un Presidente”, dijo.