Nadia Denisse Salinas Marroquin 
Agencia Reforma

CDMX.- En 21 entidades es obligatorio el uso de cubrebocas en todos los espacios al salir de casa.

En seis entidades más su uso es obligatorio en algunos espacios, principalmente en transporte público.

En las otras cinco entidades –Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Sinaloa y Tlaxcala– no se ha decretado su uso obligatorio a nivel estatal.

Las entidades que desde abril decidieron ordenar el uso obligatorio en cualquier espacio de la vía pública son Aguascalientes, Campeche, Coahuila, Chihuahua, Ciudad de México y Durango.

También en Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas.

Fue el 15 de junio que el Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, ordenó el uso obligatorio en espacios públicos y privados.

El 2 de julio, el Comité Estatal para la Seguridad en Salud de Guanajuato acordó el uso obligatorio de cubrebocas en espacios públicos abiertos y cerrados en los 46 municipios.

Mientras que el 5 de julio, Sonora determinó que también era necesario estas mascarillas.

Además, existen otras Administraciones estatales donde sólo han regulado su uso de manera oficial, pero para usuarios y servidores de transportes públicos, como en Nayarit, el pasado 3 de junio; Querétaro, el 17 de junio, y Veracruz, el 13 de julio.

Existen otras entidades como Sinaloa, donde pese a su cantidad de brotes, apenas se está analizando desde el Congreso estatal emitir una orden de su uso obligatorio, o en Tlaxcala, donde desde el Gobierno estatal no se ha decretado.

Fue apenas el pasado 14 de julio cuando la Secretaria de Salud de Colima, Delgado Carillo, informó que los integrantes del Consejo Estatal de Protección Civil analizan la propuesta de hacer obligatorio el uso correcto del cubrebocas en la vía pública y establecimientos comerciales.

En el caso de Nuevo León, inicialmente el Gobierno estatal había ordenado a los usuarios del transporte público, supermercados y gasolineras, sin embargo, un día después extendió la medida a todos sus habitantes.

En la Ciudad de México, el uso de las mascarillas comenzó a ser obligatorio en el Metro desde el 17 de abril, lo cual es respetado por el 90 por ciento de los usuarios.

Diez días después la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, recomendó a la población usar cubrebocas en todos los espacios públicos, principalmente en lugares aglomerados como la Central de Abasto.

En Michoacán, el Gobernador Silvano Aureoles pidió en aquel momento evitar comprar mascarillas profesionales y en su lugar utilizar las de tela.

“Una mascarilla hecha en casa con pañuelos o tela es mejor porque puede lavarse diariamente, así no agotamos el material que se necesita en hospitales, no contaminamos y, sobre todo, sumamos una medida de higiene que nos ayuda a cuidar a los grupos vulnerables”, recomendó.

Las entidades que recientemente decidieron hacer obligatorio el uso de cubrebocas son Guanajuato y Sonora.

En Guanajuato, el Comité Estatal para la Seguridad en Salud aprobó esta medida el pasado 2 de julio para todos los espacios públicos y cerrados de los 46 municipios ante la reapertura económica y el incremento de la movilidad social.

De igual manera, el Consejo Estatal de Salud en Sonora aprobó el pasado 5 de julio la obligatoriedad del uso del cubrebocas para quien salga de casa a actividades esenciales.

Gerardo Álvarez Hernández, director general de Promoción a la Salud, explicó que el uso masivo poblacional de cubrebocas, cuando es correctamente utilizado, reduce considerablemente la transmisión aérea del virus entre los contactos cercanos.