No es un secreto el desastre de temporada que ha tenido Necaxa en este GUARD1ANES 2020 gracias a varios factores. Lesiones como la de Jhoao Rodríguez y Kevin Mercado, la falta de capacidad para traer refuerzos y los cambios en el banquillo han sido los protagonistas de un decepcionante semestre para la entidad rojiblanca que hoy tiene una de sus últimas cinco oportunidades de reaccionar. Necaxa viaja hoy al Jalisco para medirse ante el Atlas en punto de las 17:00 horas con la esperanza de sacar un buen resultado que mantenga vivas las esperanzas de meterse al repechaje, aunque sea de último momento.
Aunque no ha sido tampoco el mejor de los torneos para los rojinegros, viven una buena actualidad sumando solo una derrota en sus últimos cinco partidos gracias en gran parte al relevo de Diego Cocca que le ha dado orden a su defensiva. Incluso los tapatíos registran dos victorias y dos empates en ese lapso de cinco encuentros logrando gran parte de la cosecha que tienen en el torneo y que los tiene en zona de clasificación de momento. La buena noticia es que Atlas es una de las ofensivas menos efectivas con tan solo 10 anotaciones en 12 partidos, algo que podría aprovechar la defensa de Necaxa para al fin sumar un partido sin recibir gol.
El único problema para los Rayos es conseguir anotaciones, Necaxa es el único equipo de toda la liga que no ha superado la barrera de los 10 goles siendo una cantidad deplorable de 8 goles los que se tienen de momento. Martín Barragán ha sido una decepción desde que ha ingresado de titular con Passerini en la banca, mientras que Ian González aunque ha dado chispazos no ha podido pesar en el marcador. Desde la Jornada 4 ante Mazatlán Necaxa no logra dejar su arco en cero, algo que es vital hoy si es que quieren llevarse la victoria. Veremos si el “Profe” Cruz hace algunas modificaciones en su once inicial que ha levantado polémica al no usar a nombres como Juan Antonio Delgado y Maxi Salas de arranque.
La estadística es lo único claro en favor de los Rayos ya que suman diez partidos consecutivos sin perder ante el Atlas y dos victorias seguidas como visitantes que fueron los últimos dos compromisos en los que se vieron las caras. En esos diez partidos son cinco victorias y cinco empates que tienen a los rojiblancos con una gran racha ante los Zorros. Si la historia permanece como en los últimos antecedentes, los Rayos tienen oportunidad de reaccionar y meterse de lleno en la pelea por el repechaje antes del parón de Fecha FIFA, si no se consigue el resultado lo mejor será ir planeando el próximo semestre.