El tema de la objeción de conciencia, al ser un término legal, ha hecho que muchas personas se hayan negado hasta ahora, a realizar determinado tipo de actividades, atendiendo más los credos o ideologías, o por pertenecer a una comunidad que podría hacer juicios a pesar de que los hechos se hagan atendiendo la legalidad.
La abogada Cecilia Palomo Caudillo, participó ayer en el Foro “Diagnóstico de Salud del Estado de Aguascalientes” organizado por la Comisión de Salud del Congreso del Estado, en la que la especialista expresó que la objeción de conciencia, ha tomado especial relevancia en las últimas semanas, porque se ha relacionado mucho con los temas más sensibles de la actualidad, como es el aborto y la gestación subrogada.
Lo que se debe tener claro en estos tiempos es el significado de este término que toma cada vez más relevancia, y señalar que la persona objetora lo que busca, es ser eximida de su cumplimiento sin sufrir las consecuencias legales.
Además es un término que puede ser utilizado para cualquier materia, aunque en la actualidad ha tomado especial relevancia cuando se habla de temas de salud y aborto, pero la explicación concreta es que “la objeción de conciencia debe ser privada, expresa, disruptiva y fundamental”.
Pero por sobre todo, se debe dejar de manifiesto que hablar de esta figura legal, no se trata de un tema de género, sino de que se pueda atender el derecho de la dignidad como personas.
La doctora Palomo Caudillo insistió que es tiempo de trabajar en los cambios de paradigma y romper con la discriminación hacia quienes ejercen la objeción de conciencia y los que no, sobre todo porque por lo regular se vincula a la relación entre la Iglesia y el Estado y luego se incurre en discriminación.
También participó el doctor Sergio Velasco García, quien habló sobre los retos a que se enfrentan los servicios de salud en Aguascalientes, y dijo que actualmente esta entidad cuenta con dos médicos por cada mil habitantes, por debajo un 0.3% de lo que señala la Organización Mundial de la Salud.
Pero también es pertinente señalar, dijo, que la población tiene que lidiar con enfermedades del corazón, tumores malignos, diabetes, accidentes y enfermedades cerebrovasculares, que se han convertido en las principales causas de muerte en Aguascalientes.