El sedentarismo provocó un importante aumento de peso en niños y en las personas en general a consecuencia del encierro generado a causa de la pandemia tras dejar de hacer ejercicio e incrementar la ingesta de grasas, destacó el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Aguascalientes, Roberto Velasco Hirschberg.

Afirmó que desafortunadamente el encierro por la pandemia provocó varios daños colaterales en muchas personas tales como problemas de carácter psiquiátrico, un aumento de peso, sobre todo en los niños, lo que provocó que dejaran de hacer ejercicio y descuidaran la dieta.

Dijo que otro problema es que ha aumentado significativamente el tiempo que pasan los niños y las personas en general al frente de los dispositivos electrónicos, lo que incluso les ha generado alteraciones del sueño y de alimentación.

Destacó que si bien los niños comenzaron a utilizar la tecnología para fines académicos, también terminaron usándola más para actividades lúdicas y de ocio, lo que les ha generado también problemas de adicción.

Apuntó que también el encierro generó desórdenes alimenticios, lo que conlleva a un aumento importante de enfermedades del corazón, diabetes, obesidad, hipertensión y se genera un círculo vicioso que a nadie le conviene. “Esto luego desencadena otro tipo de enfermedades o las agudiza o las empeora a quienes ya las padecen”.

Por lo anterior, enfatizó que a pesar de que mucha gente aún permanece encerrada, es importante que hagan ejercicio y dieta diaria. “El ejercicio se puede hacer en cualquier parte, no es necesario un gimnasio, entonces que hagan ejercicio en su casa y dieta para mantenerse en forma y sea menos probable que sean afectados por el COVID o por otras enfermedades como diabetes y un montón de cosas. Nos tocó una pandemia inesperada, inusitada, agresiva y letal y hay que seguir enfrentándola y cuidándonos”.