Con un marcador final de 135-125, el equipo de Nuggets derrotó al Jazz de Utah en un partido bastante intenso que incluso se fue a tiempo extra, ya que ambas escuadras mostraron un mejor nivel en comparación del cierre de temporada.
El día de ayer iniciaron los playoffs de la NBA en la burbuja de Orlando, los equipos de Denver y Utah ofrecieron un digno partido de finales al irse al alargue luego de un juego de ida y vuelta, llenos de jugadas de fantasía y duelos individuales.
Los primeros en ponerse en ventaja fueron los Nuggets, la dupla de Jokic y Murray se hizo presente desde el minuto uno, el serbio comandaba la gran defensa de Denver, mientras que el guardia Jamal realizaba sus jugadas de fantasía y no le tenía miedo a intentar de larga distancia.
Por su parte en el cuadro de Jazz el más sobrado fue Donovan Mitchell, mismo que tuvo un partido espectacular anotando 57 puntos en todo el encuentro, siendo la primera vez desde el 2003 que un jugador anota más de 50 puntos en un duelo de apertura de playoffs.
Al término de la primera mitad, los Nuggets contaban con una ventaja 7 puntos, pero fue en el tercer cuarto cuando la banca del Jazz logró darle la vuelta al marcador y se pusieron en ventaja por cinco puntos.
En el cuarto periodo los Nuggets tuvieron que reaccionar para no caer en su primer partido, Nikola Jokic dio un cierre bastante bueno, aunque en la última jugada del partido, con el marcador empatado a 115 puntos, el serbio no fue certero en su jugada y selló el alargue en este duelo.
Para la prórroga, el equipo de Nuggets dio cátedra de cómo asegurar la victoria, a nivel defensivo hicieron una gran labor evitando a cualquier costo una aproximación del Jazz, mientras que a nivel ofensivo anotaron 4 triples para así finiquitar su victoria, dos de estos triples fueron de Murray, quien tuvo un duelo individual bastante aguerrido con Mitchell.
Al final el marcador fue de 135-125, los Nuggets se ponen en ventaja en este primer duelo de la serie y aspiran a que mañana vuelvan a tener un buen desempeño sobre la duela, aunque con Donovan Mitchell inspirado el Jazz podría empatar la serie.