A pesar de lo convulso del tiempo actual, y que predomina la pandemia con los estragos que ha arrastrado desde el año pasado, los industriales de restaurantes se mantendrán “con la mente fría y el corazón hirviendo, para planear y organizar, así como ejecutar con el máximo entusiasmo, los planes de trabajo para este año”, expresó José Epigmenio Álvarez Fernández, presidente de la Canirac.
Destacó que a pesar de las condiciones que todavía no son favorables para el sector productivo, se debe buscar la manera de hacer rentable la empresa y tomar decisiones en la nueva normalidad, por ello es que durante este año de su gestión, se buscará que la Canirac sea el primer filtro para el otorgamiento de licencias municipales.
Es decir, explicó, que se propondrá a las autoridades, que sea este organismo empresarial el que se encargue de asesorar y avalar la documentación a los restaurantes que deseen iniciar sus operaciones, “inclusive, antes de que las solicitudes lleguen al área de Reglamentos”.
Es esa etapa la que genera una importante carga de trabajo a Reglamentos y por ende, se ha encontrado que se llegan a cometer omisiones de los emprendedores, ocasionando en muchas ocasiones, retrasos y pérdidas económicas cuantiosas.
También se buscará mejorar la coordinación con los distintos órdenes gubernamentales, a fin que se pueda coaduyuvar, desde la Canirac, a convertir al estado en un destino turístico mucho más relevante, a través de proyectos como la Ruta del Vino, Identidad Gastronómica, eventos deportivos, para lo cual ahora ya no sólo se tiene una buena geografía como atractivo, sino instalaciones modernas y adecuadas.
Un compromiso que se ha fincado es continuar con el proyecto de identidad gastronómica, para así consolidar la propuesta del Gobierno del Estado, para ceder espacio en el andador J. Pani para el conservatorio de la cocina de Aguascalientes, con instalaciones que incluyan aulas de capacitación, tienda de artesanías y restaurante.
Álvarez Fernández destacó que en este tiempo de pandemia, se ha demostrado que los restaurantes, al menos los socios de la Canirac, han demostrado ser espacios seguros y sanos, pues se han ocupado en la sanitización permanente, así como en la capacitación del personal, para que los comensales se sientan seguros en lugares higiénicos, por lo que “continuaremos con la capacitación y conciencia de los programas Mesa Segura, Estamos Cubiertos y demás acciones que permitan al sector reactivarse con la máxima seguridad sanitaria”.