Apenas hace unos días, la montañista aguascalentense Viridiana Álvarez se encontraba conquistando un nuevo reto en su carrera, al conseguir subir a la cima del Annapurna, sumando 8 mil más a su cuenta, que sigue siendo de las más impresionantes en el mundo. Sin embargo, esto no dejó satisfecha a Álvarez, quien, de inmediato, se puso un nuevo reto en puerta, el cual ha comenzado a trabajar desde hace un par de días, confirmando que el hambre se mantiene intacta a pesar de seguir cumpliendo objetivos.
Ahora, la montañista se encuentra en una expedición para conquistar el Dhaulagiri, montaña que se encuentra, igualmente, en la cordillera de Nepal y que tiene una altura total de 8167 metros sobre el nivel del mar, convirtiéndose en la séptima cima más alta en el planeta. Al igual que todas sus expediciones, Viridiana ha ido compartiendo, a través de redes, el inicio de su expedición, que, conforme avanza, se ve disminuida en mensajes, ya que cuenta con menos tecnología a su alcance.
“Han sido días para conocer a la montaña. De recuperar la sensibilidad en los dedos de los pies por los intentos de cima en Annapurna y adaptarse nuevamente a la altura. Dhaulagiri le da honor a su nombre, la montaña deslumbrante, blanca y bella. El segundo día, fuimos a caminar al paso francés, por donde está el memorial de los fallecidos en Dhaula. Al día siguiente, descansar un poco, lavar ropa y conocer a todos los que están en este campamento. Seguimos esperando la ventana de tiempo para ir a cumbre, sigo teniendo la aclimatación de Annapurna y no es necesario las rotaciones, pero, si pasa más tiempo, tendré que subir a aclimatar. Esperemos el buen clima llegue pronto. Una experiencia increíble con mujeres increíbles”, fue el mensaje que colgó a través de redes sociales, acompañado de un agradecimiento a todos sus seguidores, los cuales están pendientes de cada una de sus travesías.