A punto de terminarse las primeras 10 mil pruebas PCR para detectar el COVID-19 en personas sintomáticas y asintomáticas, se está en espera de otras 10 mil que fueron adquiridas y que para el fin de semana esté lista la reconversión del Hospital Tercer Milenio para que de ser necesario, también allí sean atendidos pacientes con coronavirus, además del Miguel Hidalgo como hasta ahora ha sido.
Esto se dio a conocer en la rueda de prensa en la que se presentaron los datos más recientes del COVID-19 en la entidad, de ahí que en las últimas 24 horas el aumento fue de a 838 en cuanto a número de contagios, pacientes graves, muy graves y fallecidos por esta causa, por lo que de un día para otro aumentó a 2 mil 253 positivos, 73 más que el miércoles.
El número de decesos se elevó a 110, 5 más que el último informe, entre los cuales se cuentan 4 varones de 35, 51, 54 y 83 años de edad, así como una mujer de 64 años que presentaba una serie de comorbilidades.
Hasta ayer el reporte era de 67 pacientes en calidad de muy graves, de los cuales 44 se encuentran internados en el IMSS, 19 en el Hospital Hidalgo y 1 en el ISSSTE, además de 33 graves; 18 en el Seguro Social, 10 en el Hidalgo y 5 en el ISSSTE.
El secretario de Salud del Estado, Miguel Ángel Piza Jiménez, dio a conocer que hasta ayer iban ya 838 pacientes recuperados, continuaban 148 en calidad de sospechosos, 7 mil 392 negativos, con un total de pruebas aplicadas en todo el estado, de 9 mil 793.
Un asunto sobre el que se han tenido diversos datos siempre que se ha preguntado al respecto, es en cuanto a la cantidad de camas disponibles para atender a las personas graves y muy graves, aunque ayer atinaron a decir que en el Hospital Hidalgo son 60 camas con ventilador, de las cuales están siendo ocupadas 16 y 150 sin ventilador, pero las altas e ingresos son variables cada 24 horas.

Son atendidos los trabajadores del Hidalgo
Al saber el reclamo del Sindicato de Trabajadores del Hospital Hidalgo, Piza Jiménez aseguró que las pruebas no se han dejado de aplicar ni al ciudadano común ni al personal del nosocomio, pues son los que en mejores condiciones deben estar para seguir siendo parte del ejército que combate esta pandemia.
“No veo por qué el personal dice que se dejaron de hacer, cuando estamos reportando las pruebas y al personal de salud que presenta síntomas, de inmediato se le atiende y es aislado, además de identificar a sus contactos, porque es el área que menos queremos tener contaminada”.