Mientras Seattle perdía ante los Giants, en Arizona se jugaba el choque entre Rams y Cardinals que buscaban poner más apretada la División Oeste de la Conferencia Nacional con una victoria. Las expectativas fueron acertadas en un partido emocionante que a lo largo de casi todo el tiempo de juego se mantuvo apretado hasta que un error terminó por definir al ganador.
Arizona pegó primero con una ofensiva que en menos de dos minutos logró anotar con un pase de 59 yardas de Kyler Murray para Dam Arnold, esto fue lo único que hizo la ofensiva en los primeros dos cuartos tras el buen ajuste que hizo la defensa de los Rams. En tanto Los Ángeles le dieron la vuelta al partido con Cam Akers por tierra y después aprovechando una buena posición de campo que permitió visitar la zona de gol a Jared Goff que mandó un excelente pase hacia Tyler Highbee.
Dentro de las primeras cinco posesiones de la segunda mitad, cuatro terminaron en anotación. Los Rams anotaron 10 puntos con una personal de Goff incluida y Arizona anotó 14 tras una recepción de DeAndre Hopkins en las diagonales y un balón suelto recuperado tras patada de despeje que se convirtió en touchdown para Kenyan Drake. El juego estaba a tres puntos de diferencia cuando Darrel Henderson se escapó 38 yardas por tierra y le regresó 10 puntos de ventaja para los Rams.
El partido se definió con un pick six sobre Murray que se equivocó feo, Troy Hill anotó a la defensiva logrando sentenciar el partido por el tiempo que quedaba en el reloj. Arizona anotó, solo para la anécdota terminando 38-28. Goff lanzó para 351 yardas y un touchdown guiando a los Rams a la victoria que los pone en la cima del Oeste al tener la misma marca de 8-4 que los Seahawks, pero con el criterio de desempate en su favor.