La Noticia:

El primer ministro saliente de Países Bajos, Mark Rutte, fue elegido oficialmente este miércoles 26 de junio como nuevo secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en sustitución de Jens Stoltenberg… (es-us.noticias.yahoo.com/).

Comentario:

Mark Rutte, quien ha servido 14 años como primer ministro de los Países Bajos, fue nombrado oficialmente como nuevo secretario general de la OTAN. Esto coloca a un líder pro-ucranio, con reputación para la conciliación, como cabeza de la alianza militar. ¿Qué perfil tiene Mark Rutte? ¿Cuáles serán sus retos?

Rutte, a pesar de tener un puesto de primera línea, es una persona sencilla, sin que se le haya subido el poder a la cabeza. Esto es demostrado por su forma de vivir. En la misma casa desde antes de ser primer ministro, con los mismos muebles, yendo a trabajar en bicicleta, dando la misma clase de estudios sociales en preparatoria… Sin embargo, acostumbrado a lograr consensos en su país y llevándose bien con las cabezas de estado de Europa.

El hecho de ser nombrado líder de la OTAN es meritorio porque la alianza toma sus decisiones por consenso. Quiere decir que los 32 países estuvieron de acuerdo con su nombramiento. El último país en aceptar fue Rumania porque su presidente estaba en la competencia por el puesto, pero al retirar su candidatura, Rumania apoyó a Rutte.

Rutte tiene predisposición favorable con Ucrania (Países Bajos ha provisto a los ucranios con aviones de guerra, drones y municiones) y negativa contra Vladimir Putin y los rusos ya que los culpa del derribo de un avión en 2014 en el que viajaban más de 100 ciudadanos de los Países Bajos. Así que llega a la cabeza de la OTAN alguien claramente en favor de Ucrania y ello manda un mensaje a Putin.

No va a ser sencilla su labor en la OTAN. Para empezar, Donald Trump, crítico de la alianza y de proveer armamento y dinero a Ucrania, se perfila para regresar a la Casa Blanca. ¿Cómo liderar la OTAN si Estados Unidos, siempre el centro de ella, se convierte en un miembro inactivo, prácticamente nominal? No será fácil.

Además, Hungría y Eslovaquia son países que simpatizan un poco con Vladimir Putin, así que las decisiones por consenso podrían verse amenazadas. Hasta el momento, por ejemplo, Hungría no ha vetado el apoyo a Ucrania porque se ha especificado que ni fondos monetarios, ni personal alguno de Hungría pueden formar parte de la ayuda a Ucrania. Rutte deberá negociar acuerdos similares con estos países con lo que sus dotes de conciliador serán puestas a prueba.

La primera labor de su nuevo puesto será encabezar la reunión de los miembros de la OTAN en julio en Washington. Desde la pasada reunión, el punto álgido es cómo apoyar a Ucrania sin darle una fecha para su incorporación a la alianza. Recordemos que apoyar a Ucrania con soldados, algo más que equipo, es casi como declarar la guerra a Rusia y Europa no parece lista para ello. Mark Rutte tiene entre sus manos un gran paquete.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas Pan American.

Correo: salonsomendez@gmail.com