Para aquellas personas que hayan enfrentado el contagio de coronavirus y cumplido los primeros 14 días de aislamiento total, ya no habrá una segunda prueba para confirmar si persiste o no el virus, a menos que los síntomas se sigan manifestando, así lo dio a conocer el secretario de Salud, Miguel Ángel Piza Jiménez.

Lo anterior, luego de presentar el informe más reciente de contagios en la entidad, en el que se indica la existencia de 63 casos más para completar los 3 mil 172 en total y otra defunción, para alcanzar la cifra de 156, aunque a decir de la directora de Prevención de Enfermedades del ISSEA, hay 8 actas de defunción más de personas que fallecieron y se tiene que descartar o afirmar que la causa esté relacionada con el COVID-19.

El no realizar una segunda prueba para quienes han pasado la cuarentena, es una indicación nueva de la Secretaría de Salud, de ahí que la disposición es que para aquellos que han cumplido el tiempo de aislamiento por los 14 días indicados, se dejarán 3 días adicionales y en caso de no presentar síntomas, entonces se les dará de alta sin necesidad de comprobarlo con una segunda o tercera prueba.

La recomendación por parte de la autoridad federal en materia de salud, es que una vez que el paciente ha sido dado de alta y sin síntomas, pueda incorporarse a la vida normal con las debidas medidas de prevención.

Esta nueva regla se estará aplicando a partir de esta semana en cada uno de los pacientes que han dado positivo y que han cumplido su cuarentena pero que después de 3 días de ello, ya no presenten síntomas.

“En cuanto al avance del coronavirus, además de los 63 que se sumaron en el último informe, hay otras 156 personas de cuyas pruebas aplicadas aún están siendo analizadas por ser sospechosos y se encuentran 95 personas entre graves y muy graves”.

Piza Jiménez refirió que si bien el índice de contagio y mortalidad se ha mantenido con cierta estabilidad, no obstante tampoco se puede asegurar que se haya alcanzado el pico máximo de la pandemia en la entidad.

Insistió que el control de los contagios está en manos de la ciudadanía, pues el personal involucrado en el sector salud está haciendo el trabajo que le corresponde, pero al ciudadano le toca mantener las medidas sanitarias preventivas y en caso de tener sospecha de haber contraído el virus o tener algún síntoma, busque la atención médica de inmediato a fin de descartar o solicitar la prueba que permita corroborar si es positivo o no.