Traumas, tensiones, desconfianza, intolerancia e irritabilidad pudieran generarse con la “nueva normalidad” entre la población, advierte el integrante del Colegio de Psicólogos Forenses de Aguascalientes, Aurelio Coronado Mares.
Detalló que si bien estos comportamientos se encuentran constantemente entre la población, ante el nuevo escenario de la pandemia del COVID-19, se están juntando dos cosas que son muy importantes: por un lado, el peligro a la vida de los seres queridos y por el otro, la exigencia de la productividad, donde ambas son incompatibles y cualquier persona que esté en esa disyuntiva se puede llegar a sentir mal.
Recordó que antes de la pandemia, ya existía en el mundo lo que se llama la híper productividad, es decir, la exigencia de resultados sin importar el contexto. Sin embargo, ahora con el coronavirus para todos es evidente que es incompatible la idea de seguir teniendo una vida donde se exija productividad y vivir en un mundo donde está en peligro la vida de la gente. “Ante esta situación, Coronado Mares planteó que la autoridad federal y estatal generen campañas de información especializada ya que hay personas con distintas necesidades y condiciones, sectorizando para que a todos quede claro a qué se refieren con la ‘nueva normalidad’ y qué es lo que la gente tendría qué hacer específicamente. Y como segunda propuesta es que se revaloren los recursos de política pública asociados a Salud Mental, donde se pide que no se deje de lado la convivencia social, ni la interacción social y cultural y sobre todo la construcción de una mejor ciudadanía.