A partir del miércoles de la presente semana, entrarán en operación los dos juzgados laborales, en cumplimiento a las nuevas disposiciones del nuevo Sistema de Justicia Laboral, y que en Aguascalientes serán atendidos por María Hilda Salazar Magallanes e Hipólito Ramos Ruvalcaba, ambos presentaron cursos y exámenes para ser habilitados jueces en la materia.

La magistrada presidenta del Supremo Tribunal de Justicia, Gabriela Espinosa Castorena, manifestó que cada juzgado comenzará con dos secretarios instructores, y para enero habrá tres funcionarios de este nivel en cada uno, además de un mecanógrafo y quienes se encargarán de la recepción, “en total serán 30 personas con las que arrancará el nuevo Sistema Laboral”.

En estos juzgados se contará con notificadores, ministros ejecutores en caso de que sea necesaria alguna diligencia de embargo, por citar ejemplo; así como personal que se encargará del departamento de informática e intendencia.

Cabe destacar que todas las audiencias en materia laboral, a partir del 3 de noviembre contarán con dos particularidades modernas, una que serán videograbadas en su totalidad, y los videos podrán ser solicitados por las partes en caso de considerarlo necesario; además, todo se llevará en un expediente digital, que les permitirá tener acceso inmediato a lo que sucede, con lo que se evitará tener los archivos de expedientes voluminosos que se tienen en la actualidad en todo el Poder Judicial.

Aunado a lo anterior, las notificaciones a las partes involucradas serán en adelante a través de correo electrónico, llamada telefónica o cualquier otro sistema de mensajería, mismas que serán válidas y dará velocidad y modernidad al proceso laboral que se siga.

Asimismo, aclaró que es probable que durante los primeros días e inclusive semanas, los juzgados laborales no tengan carga de trabajo, pues la ley mandata que para que un asunto pueda llegar hasta el juzgado, necesita obligatoriamente pasar por un posible acuerdo en el Centro de Conciliación Estatal que depende del Poder Ejecutivo, de manera que si hay arreglo inmediato no se llega hasta el juzgado a tratar el asunto pendiente.

¡Participa con tu opinión!