Si bien se ha insistido en que la ciudad de Aguascalientes no requiere aún una nueva central camionera, lo cierto es que la que opera cuenta con muchos años de vida y exige actualización. De ahí que la administración de la terminal puso en marcha un proyecto de remodelación que abarca el área de circulación de unidades, los andenes en conjunto y por supuesto la capilla en la que los conductores suelen encomendar su camino. Los trabajos son intensos y avanzan.