Por fin el día llegó, los Patriots tuvieron un nuevo líder en su ofensiva que no se llamaba Tom Brady y lo hicieron con una buena presentación en casa liderados por su defensiva que apareció cuando las cosas no salían bien, mientras que Cam Newton inició su era con el equipo con una actuación aceptable sobre todo dándole una nueva dimensión al ataque con su versatilidad por tierra. Miami hizo ver en muchas ocasiones mal a New England, pero Ryan Fitzpatrick lanzó tres intercepciones que sepultaron las esperanzas de sacar el resultado.
Todo el primer cuarto se fue con ofensivas oxidadas que no lograban mover el ovoide, la falta de pretemporada se notó en ambos equipos en ese sentido. Fue hasta los últimos instantes que Newton consiguió mover a su equipo lo que los llevó a anotar en el inicio del segundo cuarto con una jugada individual del mismo Cam por tierra que tuvo su primera anotación como jugador de los Patriots sin lanzar el ovoide. La respuesta de Miami fue un gol de campo que los acercó a cuatro puntos para irse así al medio tiempo.
La brecha se terminó de abrir en la primera serie ofensiva del tercer cuarto con una ofensiva de New England caminando correctamente entre jugadas por tierra y pases cortos de Newton; así avanzaron hasta que otra vez el ex mariscal de Carolina hizo jugada personal corriendo 11 yardas para su segunda anotación del día. Miami reaccionó en el inicio del último cuarto con touchdown de Jordan Howard en acarreo de una yarda, pero los Patriots consumieron cinco minutos en su siguiente ataque que terminó con Sony Michel entrando a las diagonales poniendo la pizarra 21-11, ya que los Dolphins habían logrado conversión de dos puntos.
Con poco más de dos minutos por jugar Miami estaba en zona roja intentando poner el cierre interesante, Fitzpatrick lanzó apurado hacia las diagonales y J.C. Jackson interceptó el ovoide cerrando la primera victoria para New England ya sin Brady en los controles. Newton corrió para 75 yardas, un récord de franquicia para el equipo que nunca había tenido un mariscal de ese estilo mientras que Stephon Gilmore y Adrian Phillips tuvieron una intercepción cada uno ayudando a una defensa que luce igual de sólida que la temporada pasada.