Pese a que el horno no está para bollos se avizora un aumento al costo de la energía eléctrica, lo que inevitablemente impactará la economía del país en menoscabo de los que menos tienen, alertó el Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas, quien consideró que esto representa un regreso al pasado al fortalecer el monopolio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La Ley de la Industria Eléctrica que pretende imponer el presidente de la República y que ya envió para su aprobación a la Cámara de Diputados, avizora un aumento a las tarifas de energía y provocará costos más elevados para los que son mayores consumidores.

El presidente del citado Colegio, Eduardo Llamas Esparza, fue muy puntual al considerar que no obstante que el subsidio ayuda mucho del consumo bajo al residencial, perjudicará las finanzas definitivamente, porque “para el Gobierno los subsidios van a ser más grandes y la generación de energía será más costosa, lo cual no será atractivo”.

Sostuvo que sumado a lo descrito, se considera que la reforma acarreará una cascada de demandas de los participantes en el mercado eléctrico mayorista en energías limpias, que en esencia “son a los que se les está pegando para poder a echar a andar las diferentes generadoras por parte de la Comisión Federal de Electricidad, sobre todo los que son a base de carbón”.

Con esta decisión el Gobierno de la República causará un retroceso en la economía y al mismo tiempo lanza al vacío los compromisos que México tiene con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el nuevo pacto comercial que firmó con Estados Unidos y Canadá, apartándose al mismo tiempo de los acuerdos de París para la generación de energías limpias.

Llamas Esparza adelantó que de aprobarse la citada ley, “todos los participantes de varias partes del mundo estarán muy molestos y seguramente el actual Gobierno Federal tendrá unas broncas muy fuertes con demandas y contra-demandas que deberá resolver la propia administración, lo que de darse le costará muchísimos billetes si quiere arreglar estos problemas, que ojalá no se dé”.

Consideró que es una aberración lo que pretende el presidente de la República al querer imponer una contrarreforma energética, que nada tiene que ver con lo que hizo el anterior gobierno, aferrándose a sus ideas y desoyendo la opinión de los expertos, que son los que tienen los elementos necesarios para orientar sobre lo que conviene al país.

Lo que está por venir ya tuvo el primer apunte, al demandar la Cámara de de Comercio de Estados Unidos, que representa a inversionistas, que el Gobierno de México retire la propuesta de reforma de la mencionada legislación. Mediante una carta, el organismo consideró que la iniciativa crea monopolios, es violatoria al Tratado de Libre Comercio entre los tres países de América del Norte y originará un retroceso para la competitividad del sector, al Estado de Derecho y al desarrollo sustentable: “Hacemos un llamado al Gobierno mexicano a retirar esa propuesta y encontrar en el sector privado soluciones tangibles para el desarrollo de la industria”, apunta la US Chamber, para enseguida acusar: “Desafortunadamente, este hecho es el último en el patrón de decisiones preocupantes que han sido tomadas por el Gobierno”.

El pasado 3 de febrero la gobernadores estatales que integran la Alianza Federalista, hicieron un llamado al Congreso de la Unión para que rechace la iniciativa de contrarreforma eléctrica, lo que de aprobarse “podría generar un aumento en los costos de energía eléctrica y conflictos en las relaciones comerciales internacionales”, al mismo tiempo la iniciativa atenta contra el bienestar de los mexicanos “ya que implicará un impacto inflacionario que repercutirá directamente en los bolsillos de nuestros ciudadanos y en su desarrollo social y económico”, reiteran los mandatarios.

Los llamados de atención al interior y exterior del país son muy claros, lo que ojalá tomen en cuenta los legisladores federales, para que antes de que voten el escrito analicen los pro y contra y decidan lo que mejor convenga a la nación.

LÍNEA INVISIBLE

Veolia y CCAPAMA van por caminos paralelos, la primera por el sector privado y la otra del público, sin embargo en varios momentos asumen casi las mismas funciones por lo que se desconoce en dónde se separan. El organismo municipal realiza actos que en esencia corresponden a la firma francesa y esta lo permite porque así conviene a sus intereses.

El anuncio que hizo el mes pasado la Comisión “Ciudadana” de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes, que es el nombre de CCAPAMA, indica que trabaja en un programa de “Borrón y Cuenta Nueva” con el que pretende eliminar el adeudo que tienen más de 12 mil usuarios, que han dejado de pagar el consumo por casi 23 años y que actualmente significa un saldo de 800 millones de pesos, es un paso para poner al día las cuentas.

Lo que sale del cartabón es que a quien le corresponde cobrar o eliminar ese adeudo es a Veolia, no al organismo municipal, por lo que en algunos pasajes da la impresión que son socios. En esencia, uno de los deberes de CCAPAMA es vigilar el buen funcionamiento del servicio y ser una especie de árbitro cuando se susciten problemas por el cobro o la atención a los usuarios, no que cada año haga inversiones millonarias para la ampliación, conservación y reparación de la red de agua potable y alcantarillado, hecho que convierte a la concesionaria en la única empresa particular en el país que recibe recursos públicos.

Lo que hace actualmente tiene como pretexto que se aproxima el día cero del título de concesión, cuestión que es un petardazo más, porque al menos en esta administración municipal no termina el permiso, de manera que será la próxima quien decida si se va o se queda Veolia.

La Comisión “Ciudadana” sostiene que “trabaja en la estrategia más adecuada para resolver la ineficiencia a través del tiempo para propiciar que los usuarios cumplan con la obligación de pagar la factura mensual”.

El organismo anunció la integración de una bolsa para resolver ese viejo asunto y de manera paralela lleva a cabo una estrategia para buscar que los usuarios paguen oportunamente los saldos, para ello habrá tres avisos: el primero aparecerá en el recibo que emite Veolia en donde se hace saber que hay un consumo atípico de agua, lo que puede ser que sea por una fuga en el domicilio, por lo que debe repararla y en ese tiempo se cobrará sólo el consumo mínimo; para el segundo aviso, personal de Veolia acudirá al domicilio a supervisar que se hayan hecho las reparaciones, en tanto el recibo por consumo seguirá congelado; y para la tercera alerta, si el usuario no ha llevado a cabo las reparaciones se le cobrará lo normal.

Qué bueno que CCAPAMA actúe con mentalidad semejante, pero no que lo haga con los recursos públicos a favor de un ente privado.

HASTA LUEGO CAROLINA

Con sorpresa se recibió la comunicación del fallecimiento de Carolina Rincón Silva, que en plenitud física y mental pasó al espacio intangible. Fue directora general de comunicación social en el Ayuntamiento de Aguascalientes y en el Gobierno del Estado, en ambas ocasiones con el ex alcalde y ex gobernador Luis Armando Reynoso. Después fue colaboradora en distintos medios como editorialista. Sus inicios en Radio Grupo fueron como reportera de diversas fuentes oficiales y de ahí pasó a la coordinación de prensa, lo que le permitió poner en práctica sus conocimientos de publirrelacionista, con una habilidad natural para tener conexiones con periodistas, autoridades y público en general, lo que se reflejaba en los informativos. Su carácter amable y facilidad para lograr vínculos con personas de distinto nivel le permitió a lo largo de su vida conservar amistades, quienes hoy añoran las reuniones en que se hablaba de todo en un ambiente de camaradería.