Jesús Eduardo Martín Jáuregui

(CAVE CANEM.- DETENCIÓN ARBITRARIA DE DEPORTISTAS CUBANOS.- En una grave violación de los Derechos Fundamentales consagrados en nuestra constitución y tratados internacionales, la Policía Estatal detuvo y forzó a regresar a dos deportistas cubanos que habían abandonado el lugar de concentración de su equipo aquí en Aguascalientes. Cuba es una dictadura y los intentos de fugarse son constantes en sus delegaciones artísticas, deportivas o científicas. ¡Qué pena que la policía haya actuado como represora y no garantizando las libertades!)

¿Nosotros, qué hacemos? P. Luis Gerardo Moro Madrid, provincial de la Compañía de Jesús, refiriéndose al asesinato de dos sacerdotes jesuitas en la sierra de Chihuahua.

Es una muerte circunstancial: María Eugenia Campos Galván, gobernadora panista del estado de Chihuahua. Agregó que no permitirá este tipo de hechos, aunque tengo la impresión de que los delincuentes los realizan sin permiso.

Se están matando entre ellos: AMLO cuando ha aludido al incremento de los asesinatos.

El número de homicidios en el país en el gobierno de López Obrador ya superó el número total del sexenio de Felipe Calderón y al paso que va, seguramente antes de terminar el año el número de muertes violentas por asesinato superará también la cifra del total del sexenio de Peña Nieto. Los datos son oficiales. Las política de Seguridad Pública del Gobierno Federal ha fracasado, de la misma manera o peor que la salud pública, el crecimiento económico, el avance educativo y prácticamente todos los proyectos de la 4T. Curiosa paradoja: un gobierno fracasado en todas sus áreas con un gobernante triunfador en las encuestas de simpatía y desempeño personal. Algo no concuerda.

Es conocido que el presidente no es católico y que, practicante de una de las llamadas iglesias cristianas es sabida su falta de simpatía por lo jerarquía y por la feligresía católica y su apoyo a la labor pastoral y política de su asociación religiosa a la que se permitió fundar su propio partido político y se le encargó la distribución de la famosa Cartilla Moral de Alfonso Reyes. Quizás por ello cuando la noticia del asesinato de dos sacerdotes jesuitas a manos de un integrante del crimen organizado (muletilla inventada por las policías para desvanecer su responsabilidad de identificar a los delincuentes), había sido confirmada por todas las agencias y fuentes noticiosas, el Presidente, no obstante su reunión de las seis de la mañana con el Gabinete de Seguridad, puso de manifiesto una vez más la inutilidad de la reunión, porque a las 8:30 según él no tenía la certeza del homicidio (“Al parecer…” dijo, utilizando la muletilla que usa para calumniar, difamar, mentir, simular o disimular).

La glamorosa gobernadora de Chihuahua se apresuró a condenar el homicidio y a hacerse cargo personalmente de la protección de los jesuitas, (bueno, ni de sus cadáveres porque los asesinos cargaron con ellos), soltó la perla que arriba cito: “muertes circunstanciales”, afirmó que no permitiría más hechos delictuosos como esos (utilizando la misma muletilla que desde el presidente de la República hasta el alcalde más humilde, que todavía quedan, no en Aguascalientes desde luego, utilizan para salir del apuro, a sabiendas que no tienen ni la más peregrina idea de cómo evitar que sigan sucediendo). No sé si agregó, pero casi es indispensable hacerlo, que se tienen varias pistas y que todas se agotarán, sin desechar ninguna (lo que en román paladino quiere decir que no tienen N.P.I. de por dónde empezar).

La violencia está llena de sin sentidos, explicaciones se plantean muchas, desde diversas perspectivas y enfoques, pero lo que es innegable es que el estado tiene la responsabilidad de combatirla. La obligación del presidente de la República (para eso se ofreció, para eso se alquiló, a eso se comprometió) no se puede soslayar. Los discursos son triunfalistas, por lo mismo irresponsables y operan como cortinas de humo, la realidad está allá, en Chihuahua, aquí, en Aguascalientes, con los vecinos, Zacatecas, con los lejanos Michoacán, con los más lejanos, Chiapas, en mayor o menor medida en todo el país, ante el fracaso estrepitoso del Ejército en su papel de policía, de la Guardia incivil Nacional, frankestein descendiente de la policía federal,  tan tenebrosa e inútil como aquella y de las demás policías estatales y federales, coordinadas por cierto por el Ejército y la Guardia incivil Nacional.

La muerte de los dos misioneros jesuitas no es más lamentable ni dolorosa que otras muertes violentas, un hombre muere en mí, dice Jaime Torres Bodet, siempre que un hombre muere en cualquier lugar, asesinado por el miedo y la prisa de otros hombres, pero hay algo que la hace diferente. La Compañía de Jesús ha tenido un historial y una trayectoria de lucha por los desprotegidos, por los pobres, por la fe y por la justicia. S.S. el Papa Francisco es jesuita, el mártir Agustín Pro era jesuita. La labor pastoral y de promoción social de los jesuitas es reconocida de manera general. Su muerte, su muerte lamentable, pondrá una lente de aumento sobre la violencia en el país.

Apenas antier el Coronel Emilio Cosgaya exhibía en twitter la corrupción y humillación a que somete el Ejecutivo a las fuerzas armadas, destacando cómo se ha descuidado por no decir permitido la proliferación del narco.

El presidente López Obrador y su engendro la 4T ya agotaron sus justificaciones. ¿Cuánto tiempo más se necesitará para que la población despierte de esta especie de hipnosis?

Parafraseando a Bob Dylan ¿Cuántos asesinatos más tendrán que darse para decirle al gobierno ¡Ya basta!

¿Qué hacemos los ciudadanos para poner freno a esta violencia generalizada?

Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?

(LA PLAGA DE LAS BICICLETAS.- ¿Qué sentido tiene que la Dirección de Tránsito o Vialidad o como quieran llamarle, marque carriles, fije zonas preferentes, renueve anuncios, si a fin de cuentas van a dejar hacer lo que quieran a los ciclistas. Circulan en sentido contrario, no llevan equipo, suben a las banquetas, circulan por las plazas y jardines, en la mismísimas narices de los agentes de tránsito que, como no despegan la vista de sus móviles, no se dan cuenta de las violaciones de los ciclistas.)

bullidero.blogspot.com   facebook jemartinj   twitter @jemartinj

¡Participa con tu opinión!