Ricardo Hernández y Óscar Uscanga
Agencia Reforma

CANCÚN, QR.- El huracán “Delta”, que amenazaba a las costas de Quintana Roo y Yucatán, redujo su intensidad al tocar tierra y solo causó daños en infraestructura.
Conforme fue aproximándose a territorio mexicano, el ciclón categoría 4 en la escala Saffir-Simpson se debilitó hasta quedar en categoría 2 e ingresar a las 6 de la mañana por Puerto Morelos.
Los estragos fueron menores de lo esperado. En Quintana Roo se reportó saldo blanco a las 12:00 horas, sin heridos ni muertos; más tarde, se informó de la caída de mil 982 árboles y 152 postes, 78 cables reventados, 17 derrumbes, 45 poblaciones afectadas por inundaciones, así como 20 mil 846 personas de zonas vulnerables evacuadas.
Hacia la noche, cerca de 200 mil usuarios, de un total de 398 mil afectados, permanecían aún en penumbras, sin servicio de energía eléctrica, informó la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
“Nos salvamos. Esperaba un poquito más de caos, la verdad. Nunca me había tocado un huracán, pero no fue tan alarmante como lo pintaba la gente local de aquí”, dijo la residente Verónica Martínez, originaria de Tamaulipas.
La francesa Michelle Bernard caminó por el Bulevard Kukulkán, que cruza la zona de hoteles de Cancún, para tomar fotografías a los árboles caídos.
“Hubo mucho viento, pero no estuvo tan mal, sólo eso”, dijo la vacacionista.
Aunque los vientos del huracán alcanzaron ráfagas de hasta 200 kilómetros por hora, los arenales de las playas no se vaciaron, como sí ocurrió con Wilma y Gilberto, en 2005 y 1988, respectivamente.
Los hoteles y demás comercios en la zona sólo sufrieron daños en estructuras externas, como letreros y mobiliario urbano.
El transporte público en la zona norte de Quintana Roo fue reanudado desde las 17:00 horas, aunque solo operó el 20 por ciento de las unidades, cifra que subirá a 50 por ciento este jueves, según el Instituto de Movilidad de Quintana Roo (Imoveqroo).
El Aeropuerto Internacional de Cancún reabrió hacia las 15:00 horas, aunque no tuvo actividad, pues fueron canceladas la totalidad de las 156 operaciones programadas para este miércoles.
Por otro lado, de los 40 mil 900 turistas que había en la zona norte de la entidad, permanecieron cerca de 32 mil, quienes, a decir de Roberto Cintrón, director de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, se estarían reincorporando a sus sitios de alojamiento.
Mientras en Quintana Roo ya habían reanudado labores, ayer en Yucatán seguían durante la noche en el recuento de daños que provocó en la zona oriente el paso del huracán.
De manera preliminar, se informó que los vientos y lluvias de “Delta” provocaron ligeras inundaciones, caída de árboles, postes y cortes de energía eléctrica en 334 localidades de 81 municipios.
“Se movilizó a refugios temporales y sitios más seguros a un total de 7 mil 116 personas de los municipios y comunidades de San Felipe, Río Lagartos, Las Coloradas, El Cuyo, Dzilam González, Santa Clara, Chabihau, San Crisanto y Uaymitún”, informó el Gobierno estatal.
Las clases se reanudarán de manera virtual el próximo 9 de octubre, con excepción de los municipios señalados por sus afectaciones.
Laura Velázquez, titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), indicó ayer que en Yucatán había 35 refugios temporales con un aforo de mil personas, de los cuales la mayoría se concentró en Tizimín, lugar por donde impactó primero el huracán en la entidad.