Sergio Cuevas Ávila / El Heraldo

De no realizar acciones inmediatas, a Aguascalientes le quedan de 10 a 15 años de agua de buena calidad, sentenció el presidente del Colegio de Arquitectos, Ignacio Jiménez Armas, por lo que urgió a las autoridades a trabajar a la brevedad en un proyecto que genere resultados.

En conferencia de prensa, el especialista afirmó que el tema del agua deberá ser una agenda prioritaria de la gobernadora electa, Tere Jiménez Esquivel, porque ya no hay tiempo y este es un problema del Estado y no solamente del Municipio capital.

Afirmó que donde más se consume el vital líquido es en el campo, por lo que en el proyecto integral se debe de analizar el Distrito de Riego 01, el cual todavía no está concluido y tiene que ser prioritario, aunado a la cultura del reúso.

Enfatizó que actualmente hay pozos en el municipio de Aguascalientes que no dan para más, sobre todo con la calidad que presenta el líquido, ya que a mayor profundidad, hay presencia de metales pesados como el arsénico que pone en riesgo la salud de la población. “Se debe tomar conciencia en ese sentido, no porque se abra la llave vamos a tener la seguridad de que no va a pasar nada para nuestros hijos y familias. Consideramos que por 10 o 15 años cuando mucho tendremos líquido de buena calidad en Aguascalientes, si no hacemos acciones inmediatas”.

En cuanto a las 39 plantas tratadoras de agua que están a cargo del Gobierno del Estado, dijo que al inicio de la gestión del mandatario Martín Orozco sólo se reutilizaba el 4% y hoy en día es el 6%, lo cual es muy poco, por lo que se requieren implementar acciones para aprovechar más dicha infraestructura. “Algo tenemos que hacer para que no sea sólo eso y buscar captar el agua pluvial, hacer bordos, que el agua no se vaya a Jalisco, hacer represas y otras alternativas”.