Al Gobierno Federal no le queda echar culpas, pues hasta ahora ha demostrado “una profunda falta de capacidad para llevar a cabo una mejor estrategia” durante el tiempo que se ha vivido en medio de la pandemia por COVID-19, y si hay más movilidad, es porque la gente necesita trabajar para llevar dinero a sus hogares, “nos confinaron antes de tiempo”.
Así lo expresó el presidente de la Coparmex en la entidad, Raúl González Alonso, quien lamentó que ahora se pretenda responsabilizar a los estados de que no cesen los contagios y las muertes de enfermos por este virus que aqueja al país, “cuando su manejo y sus declaraciones son un desastre, todos los días dicen que es el peor día. Están en una situación absurda desde el Gobierno Federal”.
A medio año de que el coronavirus entró al país, siguen diciendo “quédate en casa, pero entonces, de qué va a vivir la gente, hay que recordar que la mayoría de las personas en este país trabajan para vivir, y si se les limita esa posibilidad entonces quiero saber de dónde van a sacar para poder sobrevivir”.
Las empresas de alguna manera han podido hasta ahora subsidiar algunos salarios, de personal que todavía no está en condiciones de volver al trabajo, pero a estas alturas ya no todas pueden hacerlo, pues aunque ya han abierto para producir y para vender, los ingresos son menos.
Ante esta situación sanitaria que no cede, es que desde la Coparmex se propuso implementar el Salario Solidario, que implicaría que el Gobierno aportara una cantidad y las empresas otras, para apoyar a los trabajadores, sin embargo todo ha quedado hasta ahí, pues no se ha dado respuesta alguna; “el problema es que desestiman cualquier propuesta, no queremos que hagan suyo el proyecto, sino que apoyen con lo que sería un ingreso básico universal”.
La situación al mes de julio, resaltó el presidente de la Coparmex, sigue siendo caótica en la salud y en lo económico, pero mientras hay personas que minimizan el problema sanitario, las autoridades federales ahora buscan culpables, “ahora resulta que los malos de la película son los gobernadores, cuando el resultado actual es una evidencia que ante el fracaso y ante la falta de autocrítica, se niegan a reconocer que se ha tenido un pésimo manejo de la pandemia y de la información”.
Lo que ocurre ahora es muestra de que “nos confinaron antes de tiempo, cuando las cosas no estaban tan mal, y ahora que la economía lo amerita, se ha abierto la actividad pero las condiciones sanitarias son todavía de alto riesgo”, por eso es que México está entre los 5 peores países en canto al manejo del coronavirus.