Una mujer que cometió un robo en la sacristía del Templo del Señor de los Rayos y fue detenida por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes cuando se daba a la fuga, pasará el resto de su vida en prisión.
Y es que tras concluir el proceso penal que se le siguió en su contra, un juez de Control y Juicio Oral Penal la sentenció a 58 años y cuatro meses de prisión, al ser encontrada responsable del delito de secuestro exprés y el delito de robo calificado.
El agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, aportó los elementos de prueba suficientes para que se dictara esta ejemplar sentencia condenatoria.
Se trata de una mujer originaria del estado de Guanajuato, de nombre María de Jesús, quien actualmente se encuentra recluida en el Centro de Reinserción Social para Mujeres.
Los hechos que la tienen tras las rejas ocurrieron el día 9 de julio del año 2019, cuando en compañía de otras dos personas del sexo masculino, que lograron darse a la fuga y la abandonaron a su suerte, intentaron cometer un robo en la sacristía del Templo del Señor de los Rayos, que se ubica en la calle Larreategui y casi esquina con la calle José Guadalupe Posada.
Con el pretexto de que llevaban unas flores que había encargado el padre, lograron que la encargada de la sacristía les abriera la puerta y lograran ingresar de manera violenta.
A la mujer la llevaron a un cuarto, donde la dejaron encerrada en el clóset, mientras la ahora sentenciada y los dos individuos que la acompañaban, se apoderaron de 40 mil pesos en efectivo que tenía el padre para pagar unas deudas que se tenían.
También se llevaron seis mil pesos propiedad de la afectada y su teléfono celular. Cuando se daban a la fuga, fueron sorprendidos por los mismos vecinos, quienes lograron detener a María de Jesús y posteriormente la entregaron a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio de Aguascalientes.