Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo ayer que el modelo neoliberal no sería del todo malo si se aplicara sin corrupción.
Al responder una pregunta sobre el servicio de agua potable en el Municipio de Aguascalientes, concesionado a una empresa particular y cuyo permiso concluye el año próximo, el Mandatario expresó su opinión sobre el modelo neoliberal.
«Yo considero que el principal problema de México es la corrupción. Antes no se hablaba de eso, me siento de los precursores en poner este tema en la mesa del debate. Porque ni en los discursos se hablaba de corrupción», aseguró.
«Cuando se habla del modelo neoliberal yo he llegado a sostener que, si el modelo neoliberal se aplicara sin corrupción, no sería del todo malo. Es que se puede tratar del modelo económico más perfecto, pero con el agravante de la corrupción no sirve nada. Entonces, el fondo es ese, el que impera la corrupción».
Sobre el tema de operación de la empresa Veolia, que cuenta con la concesión del servicio municipal de agua potable en la capital de Aguascalientes, y cuyo tema ha sido central en la campaña por la renovación de gubernatura, López Obrador dijo que los ciudadanos deben exigir un buen servicio.
Incluso llamó a los ciudadanos a denunciar si hay corrupción, si cobran muy cara el agua, si el líquido está sucio o si las compañías que brindan el servicio han quedado mal en otros estados, dar por hecho de que fue un acto de corrupción.
«En el caso del agua, es una decisión soberana, es una decisión de los gobiernos de los estados y tienen en casi todos los casos el aval de los congresos locales; entonces, nosotros no podemos intervenir, sólo que corresponda a manantiales o aguas federales que tienen que ver con la administración de la Comisión Nacional del Agua, pero la distribución del agua en los estados, incluso en municipios, depende de las autoridades locales», indicó.
En su conferencia matutina, insistió en que si hay corrupción, funciona mal el servicio público, estando privatizado o en manos de las dependencias gubernamentales.
«Lo que hay que evitar es la corrupción. Hay muchas denuncias en el país por la privatización del agua, por los cobros indebidos, por la mala calidad del agua, porque fueron concesiones que se hicieron para hacer chanchullo, para obtener beneficios, para cobrar sobornos, moches», manifestó en Palacio Nacional.

¡Participa con tu opinión!