No ven luz al final del túnel

Vislumbra la Asociación de Mujeres Empresarias Mexicanas un cierre de año complicado debido a la difícil situación económica que afecta al país y al Estado por el tema de la inflación y a las complicaciones que padece la cadena de suministros, destacó su presidenta Érika Muñoz Vidrio.
Afirmó que a la fecha las empresarias enfrentan temas muy retadores, como la inflación. Esto las ha obligado a optimizar sus recursos o bien, a dejar de lado proyectos de crecimiento para poder hacer frente al día a día. A esto se suma que las cadenas de suministro aún no se regularizan y por ende la actividad económica local. “Sabemos que en el estado la industria (automotriz) es la que manda”.
Muñoz Vidrio apuntó que se prevé que el panorama siga siendo complicado, al menos hasta el primer semestre del próximo año 2023, por lo que las empresarias deberán seguir resistiendo. Por lo pronto, una de las estrategias que están adoptando para enfrentar este entorno es aliarse con empresarias.
“No nos podemos quedar de brazos cruzados y lo que menos queremos tampoco es prescindir de ningún colaborador. Aún ninguna empresaria ha reportado que haya bajas y no creo que las haya porque es en lo último que pensamos para hacer frente a este tema”, puntualizó la empresaria.

“Creo que vamos a tener el respaldo del gobierno entrante. Nuestra gobernadora electa Tere Jiménez tiene toda esa apertura, ya tuvimos el acercamiento y estamos listas para trabajar con este nuevo gobierno de la mano y sobre todo también para que nos apoye en hacer alianzas con el extranjero…” Erika Muñoz, MEMAC