Karla Omaña
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los planes del Presidente Andrés Manuel López Obrador para contener la crisis por el Covid-19 no están acorde con la dimensión del problema, para el cual se requiere invertir más dinero, señaló la Asociación de Bancos de México (ABM).

“Los propósitos del Presidente son buenos. Lo que no coincidimos es en la dimensión de sus programas contra el tamaño de la crisis que estamos viviendo (…) el plan que presentó el Presidente se queda corto en lo que hace falta en ese momento para el País.

“Los planes y programas que presentó el Presidente el domingo son el 2 por ciento del Producto Interno Bruto, no llegan a 500 mil millones de pesos. La dimensión del problema que nosotros vemos no coincide con la del Presidente”, dijo Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM.

El representante de los banqueros comparó las acciones que están llevando a cabo otros países como parte de sus planes para mitigar los impactos económicos derivados del coronavirus.

“Para darnos una idea, Estados Unidos decidió meter el 10 por ciento de su Producto Interno Bruto como liquidez al mercado; ayer, la líder de la Cámara Baja en Estados Unidos anunció otro billón de dólares, que son ya 15 por ciento del PIB.

“Alemania le está metiendo 20 por ciento del PIB”, ejemplificó.

Asimismo, Niño de Rivera estimó que la meta de creación de empleos propuesta por el Presidente el domingo pasado luce complicada. López Obrador prometió que crearía 2 millones de nuevos empleos en nueves meses.

“Nosotros lo vemos muy difícil con el dinero que se quiere invertir”, dijo.

“El Presidente toma como parte del empleo los apoyos sociales, ahí anunció el domingo a 22 millones de personas, pero le están faltando 45 millones o 47 millones de personas. El País tiene 70 millones de personas que necesitan apoyo, y con 22 millones no vamos a llegar muy lejos “, aseguró.

Niño de Rivera remarcó que es necesario que se detone más inversión en infraestructura del País.

Específicamente, hizo referencia al retraso que ha tenido el plan de infraestructura para el sector energético.

“Llevamos más de dos meses de retraso del anuncio, originalmente había dicho que iba a ser en febrero”, señaló.

“La Inversión Fija Bruta acaba de cumplir 11 meses en contracción. No se está invirtiendo en infraestructura y eso es muy delicado porque es un detonador de muchas industrias. La construcción mueve aproximadamente a 45 industrias, hay mucha gente que no tiene ingresos, hay personas que viven al día, el estómago no espera”, condenó.

El líder la ABM recordó parte de las medidas que están llevando a cabo los banqueros frente a la contingencia.

“Ya en la banca tomamos medidas importantes: ofrecimos a todos nuestros acreditados cuatro meses de no pagar capital más intereses prolongables otros dos meses, y eso es un apoyo importante de liquidez”, sostuvo.