De acuerdo con datos oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, en los dos últimos años, se ha logrado la detención de más de 30 personas extranjeras, provenientes principalmente de estados centroamericanos, relacionados con la comisión de diversos delitos del fuero común.
Del 2020 al 2021, la SSPE reportó un total de 31 personas de origen extranjero de países como Estados Unidos, Colombia, así como Guatemala, Perú y Honduras, en poder de sustancias prohibidas, acusados de lesiones, delitos migratorios y hasta por la portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.
En los casos de la aprehensión de personas extranjeras, conlleva la deportación controlada de los acusados, además de activarse una alerta migratoria ante la autoridad correspondiente dependiendo del país que son originarios. Cabe mencionar que la Ley de Migración establece que el Instituto Nacional de Migración contará con los mecanismos de retorno asistido y deportación para hacer abandonar el territorio nacional a aquel extranjero que no observó las disposiciones contenidas en esta Ley y su Reglamento.
En el supuesto de que el extranjero, por sus antecedentes en los Estados Unidos Mexicanos o en el extranjero, pudiera comprometer la soberanía nacional, la seguridad nacional o la seguridad pública, la deportación será definitiva.
La deportación es la medida dictada por el Instituto mediante la cual se ordena la salida del territorio nacional de un extranjero y se determina el período durante el cual no podrá reingresar al mismo, al ser señalado por infringir las leyes locales o la legislación nacional.

¡Participa con tu opinión!