El Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, luego del Alzheimer y cuyos síntomas aparecen de forma progresiva, afectando algunas zonas del cuerpo como las manos, los brazos, las piernas y la cara y luego se extiende a todo el cuerpo, causando rigidez motora, temblores, problemas de equilibrio y coordinación, señaló la ex presidenta de la Asociación de Gerontología y Geriatría de Aguascalientes, Carolina Bernal López.
En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Parkinson que se celebró el 11 de abril, la especialista comentó que el Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a más de 6 millones de personas a nivel mundial y se estima que esta cifra se duplicará para el año 2040.
Apuntó que esta enfermedad se produce por una disminución en la producción de dopamina a nivel cerebral, la cual es una sustancia que ayuda a que los movimientos del cuerpo se produzcan con agilidad y exactitud. “El daño aparece cuando las células del sistema encargadas de producir dopamina, una hormona que regula el movimiento, detienen su producción y esto termina por desencadenar la enfermedad”.
Indicó que la evolución de esta enfermedad es progresiva, en forma lenta en la mayoría de los pacientes y puede manifestarse por síntomas de afección motora como temblor, rigidez o movimientos lentos conocidos como bradicinesia, pero también existen síntomas no motores que inician años previos y pasan desapercibidos como son la depresión, la disminución del olfato, estreñimiento crónico, así como trastornos del sueño.
Bernal López estableció que los síntomas de la enfermedad de Parkinson pueden llegar a limitar la funcionalidad y la calidad de vida de las personas que la padecen. Afirmó que si bien no hay una cura para este padecimiento, hoy en día existen muchos tratamientos disponibles, por lo que ante los primeros síntomas, lo recomendable es acudir de inmediato al médico, a fin de establecer el diagnóstico y su debida atención.

¡Participa con tu opinión!