La vicepresidenta del Colegio de Medicina Paliativa de Aguascalientes, Eréndira Esqueda Cisneros, estableció que es necesaria una educación continua sobre los cuidados paliativos tanto para los profesionales de la salud como para la comunidad en general. Esta formación debe basarse en un enfoque proactivo en la expansión de los servicios hacia las áreas marginadas y una comprensión más profunda de la importancia de este tema.
La especialista afirmó que Aguascalientes se destaca, en comparación con otros estados de la República, en términos de atención a pacientes terminales, dado que instituciones públicas como el IMSS, ISSSTE y la Secretaría de Salud han establecido equipos de cuidados paliativos, extendiendo su alcance incluso a los municipios más remotos.
Este enfoque ha permitido una cobertura más amplia y accesible, especialmente para aquellos pacientes que padecen enfermedades incurables, como el cáncer y otras condiciones crónicas derivadas de padecimientos cardíacos, renales y neurológicos. Sin embargo, a pesar de los avances, reconoció que persisten desafíos significativos, especialmente en municipios como Cosío y El Llano, donde la necesidad de cuidados paliativos es más apremiante.
Esqueda Cisneros estableció que uno de los problemas más identificados es el estigma asociado con los cuidados paliativos, ya que tanto pacientes como familiares a menudo perciben el traslado a cuidados paliativos como una rendición o un abandono. Por lo tanto, este malentendido subraya la necesidad de una educación continua y una comunicación compasiva por parte del personal médico.

“La falta de conocimiento sobre estos servicios en algunas comunidades impone un obstáculo adicional que debe ser abordado para garantizar que todos los residentes tengan acceso a la atención que merecen…” Eréndira Esqueda