No tiré la toalla.

Mauricio Angel
Agencia Reforma

CDMX. -Martha Cristiana renunció ayer a la dirección nacional del certamen Miss Universo México, después de siete semanas en el cargo, al darse cuenta de que no le permitirían instaurar cambios para una inclusión en la belleza mexicana.
La actriz dijo que aceptó el puesto porque su intención era derribar los antiguos estándares que guiaban la búsqueda de una representante de México en el concurso Miss Universo, como los límites de edad.
También quería incluir a integrantes de la comunidad LGBTQ+, pero acusó que todos sus intentos fueron frenados.
De acuerdo con la también empresaria, diversas mujeres que postuló fueron rechazadas y los integrantes de la junta directiva le hicieron saber que no aceptarían que una mujer trans represente al País por la corona.
«Me emocionó saber que había una búsqueda de que haya como participante una mujer transgénero, me pareció que era fascinante vivir esos cambios, que cambiaran las reglas, que no hubiera límite de edad (para las candidatas), además podrían tener cualquier estado civil, ser casadas, divorciadas, con hijos.
«Desafortunadamente, las cosas no han sido como me lo prometieron. Yo no debo, ni puedo, formar parte de una organización que se maneja de esa manera. Ojalá que me callen la boca y que esta junta directiva tenga la inteligencia de incluir a una mujer trans», dijo Cristiana en encuentro con medios tras presentar su renuncia.
La actriz de la telenovela Cuando Seas Mía afirmó que no podía mantenerse callada, ya que ella defendía los derechos de la comunidad LGBTQ+ por su padre, quien no pudo «salir del clóset» y vivir su identidad sexual por prejuicios de su época.