Mal y de malas para los comerciantes de dulces. No repuntan sus ventas significativamente por la fuerte competencia de cadenas comerciales. Señalan que apenas llegan a un 30%. Paletas, mazapanes y frituras, entre lo más vendido durante la temporada.
A decir de la comerciante Graciela Hernández Marín, las ventas no han sido las esperadas debido a la fuerte competencia de cadenas comerciales. “Han estado muy tranquilas las ventas, para ser la semana más fuerte. No vemos una recuperación, muy poquito, casi nada. Las ventas están en un 30%. Esperamos en estos días que prácticamente son los últimos, porque pasando el 24 se queda solo”.
Otro factor al que atribuyó esta problemática es a la difícil situación económica de las familias y al alto precios de los productos. “Ha estado bastante solo. Serán los sueldos, ya todo está muy caro; hay mucha gente pero prácticamente nada más para ver porque a comprar ya no vienen. Todo está carísimo, más bien hacen un ahorrito porque no sabes qué va a pasar”.
Graciela Hernández comentó que los dulces que se venden en esta temporada son las paletas, las frituras, los dulces de tamarindo y los mazapanes, así como también las bolsas con surtido para las piñatas.
Señaló que los precios de los dulces varían. Explicó que el paquete de paletas con 50 piezas oscila entre los 35, 45 hasta 50 pesos. Los mazapanes pueden valer entre 18.50, 46 hasta 48 pesos. Mientras que los paquetes para las piñatas cuestan entre 70, 95, 100 hasta los 130 pesos en promedio.
En cuanto a las colaciones de dulces, Graciela Hernández señaló que ya casi no tienen demanda como antaño para los bolos e incluso para las piñatas. Afirmó que la gente prefiere comprar los bolos ya hechos. “No se mueve tanto como antes, ya muy poquito. Se pidió una caja y ahí se queda. Ahorita se siguen más por el bolo ya hecho, las personas evitan esfuerzo y trabajo. Antes era muy vendida, puede que se esté perdiendo la tradición, cosa que no debería pasar”.

¡Participa con tu opinión!