Bandas delictivas organizadas, especializadas al robo carretero contra transportistas, ya no están interesadas exclusivamente en apoderarse de las mercancías, sino que incluso, recientemente, han sumado preferencia por despojar a los operadores de las pesadas unidades en sí.
El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruíz, precisó que, aun cuando la incidencia delictiva en carreteras del país ha disminuido cerca del 18% en lo que va del año, respecto al mismo periodo del 2019, luego de que, durante el año pasado –derivado de la parálisis en el sector a consecuencia de la pandemia por COVID-19–, no se llevara la estadística correspondiente, el número de robos y asaltos violentos en contra de operadores de carga es elevado, con un total de 876. De estos, tan sólo el 46% de ellos ha sido cometido en la Ciudad de México y su zona metropolitana, 27% en el estado de Guanajuato y el resto está distribuido en otras zonas, como en el tramo carretero Tepic-Puerto Vallarta y, recientemente, en el trayecto de Lagos de Moreno, Jalisco, hasta el estado de Querétaro. Díaz Ruíz, así pues, expuso que el valor de las unidades de carga supera el millón y medio de pesos, lo cual ha resultado sumamente interesante para los delincuentes, quienes tardan sólo 20 minutos para desmantelar las pesadas unidades, las cuales son vendidas, posteriormente, como refacciones en el mercado negro, o bien se les modifican sus números confidenciales para ser vendidas a menor costo, siendo posteriormente reemplacadas.
Durante el 2019, la Canacar reportó, como pérdida económica por el robo de unidades y de mercancía, 92 mil millones de pesos. Únicamente, el 40% de los tráileres, y sus full que son robados, logra ser recuperado por las autoridades y empresarios.
“La mayoría de las unidades de carga ya son equipadas, no con un rastreador satelital, sino con tres, de los cuales ni el operador sabe su ubicación exacta. Esperemos que, con ese tipo de acciones, se pueda ir reduciendo el número de ilícitos contra operadores. Afortunadamente, en lo que va del año, no tenemos víctimas que lamentar, pero es importante que se contenga la inseguridad en carreteras”, concluyó.