El titular del ISSEA, Miguel Ángel Piza Jiménez, recomendó a la población no dejarse enganchar por alcohol barato, ya que puede tratarse de sustancias adulteradas con riesgo de ocasionarles algún daño a su salud, o costarles la vida.

“Siempre hay que estar alertas sobre la venta ilegal de alcohol etílico (etanol) adulterado con alcohol metílico (metanol) para consumo humano”.

Refirió que la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) recomienda estar alertas para que las intoxicaciones que se dieron en Jalisco, no se registren en otros estados.

En su momento fue por el consumo de alcohol de la marca “El Chorrito”, pero pueden salir otros nombres.

“Por instrucciones de la autoridad sanitaria federal, se han reforzado acciones de verificación en los estados, y Aguascalientes no es la excepción”.

Explicó que el alcohol etílico es usado para la fabricación de bebidas alcohólicas, cosméticos, dispositivos médicos (gel antibacterial y alcohol etílico desnaturalizado) y como desinfectante en las fábricas de medicamentos, entre otros.

Mientras que el alcohol metílico (Metanol) es usado como solvente, combustible, plastificante y en la producción de pinturas, barnices, cementos, tintas, plásticos, colorantes, entre otros.

Los efectos para la salud por el uso inadecuado del alcohol metílico, son en casos de inhalación, irrita las mucosas nasales y oculares; produce asfixia, vértigo, tos, dolor de cabeza, náuseas, vómito, trastornos oculares, convulsiones e inconsciencia.

Y cuando se ingiere provoca disturbios visuales, dolor abdominal, diarrea, vómito, inconsciencia.

En casos graves puede presentarse estado de coma, paro respiratorio, ceguera, convulsiones, acidosis metabólica severa y muerte.

Los ojos manifiestan irritación, dolor, lagrimeo, sensación de quemadura y visión borrosa; además, la eliminación del alcohol metílico en el cuerpo es lenta y los efectos crónicos de sobreexposición pueden incluir daños a los riñones y el hígado.

En el caso de haber ingerido bebidas alcohólicas adulteradas, deberá acudir de manera urgente a su centro de salud más cercano e informar todos los detalles que permitan tener un diagnóstico y un tratamiento para su atención inmediata.