Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador colocó ayer la primera piedra de una nueva clínica del IMSS en Agua Prieta, Sonora.
Durante la visita a esta entidad, el mandatario anunció que la Unidad de Medicina Familiar estará lista el próximo 15 de diciembre.
“No soy muy dado a poner primeras piedras, soy más partidario de terminar las obras y de entregarlas a la comunidad, al pueblo”, expresó.
“También tiene ventajas porque sirve para que los responsables de las obras adquieran un compromiso”.
La nueva unidad de primer nivel tendrá un enfoque preventivo y centrado en el paciente, y beneficiará a 96 mil 663 pobladores y 49 mil 698 derechohabientes.
Contará con cuatro consultorios de medicina familiar, dos de enfermería especialista, cubículo de inyecciones y curaciones, almacén, farmacia y servicios administrativos.
El director general del IMSS, Zoé Robledo, aseguró que en el primer mes esta clínica estará al 80 por ciento de su operación brindando 4 mil consultas mensuales.
El funcionario detalló que desde 1976, cuando se inauguró el Hospital de Subzona 12 en este municipio, la infraestructura de salud no se había ampliado a pesar del incremento importante de la población.
En este misma demarcación también se inauguró una Universidad Benito Juárez, de las tres que están previstas en la entidad, un hecho que la Gobernadora Claudia Pavlovich agradeció al Presidente.
“El tema de la Universidad Benito Juárez, con mucho orgullo decirles que es la primera de ellas que se inaugura por completo a nivel nacional”, afirmó la mandataria.
“Es un tema de justicia, de que los jóvenes que no tuvieron la oportunidad de estudiar en una universidad pública o privada en Agua Prieta y que se tuvieron que ir a otro lugar, que lo hagan aquí y que no abandonen su lugar de origen”.