Ante los complejos retos en materia económica y de salud, el Partido Acción Nacional debe aportar todo su talento por el bien del estado y del país, por lo que el panismo de Aguascalientes debe tener bien claro que el principal reto es acabar con el desinterés de los ciudadanos frente a la actividad política, así lo señaló el vocero del CEN del PAN, Fernando Herrera Ávila.
Afirmó que el PAN necesita estar más unido que nunca y cada uno de sus militantes, liderazgos y representantes ciudadanos deben concentrarse en la labor que les toca, además de que no son tiempos de protagonismos ni de intereses particulares, sino de atender con responsabilidad las principales inquietudes de la gente que son estos momentos la falta de ingresos y el tema de la pandemia de COVID-19, que no ha sido controlada.
Apuntó que según especialistas, México podría llegar a enero de 2021 con más de 125 mil decesos por COVID-19 ante el pésimo manejo que ha dado el Gobierno Federal a la crisis sanitaria y aunque Aguascalientes había venido destacando por su manejo de la pandemia, la reapertura de establecimientos comerciales provocó un repunte de casos que no ha sido del todo controlado.
Al tema de salud, dijo que habrá que sumar los pronósticos en materia financiera, los cuales no son nada alentadores luego de que el Fondo Monetario Internacional estima que al final del año el PIB nacional caerá entre 8 y 10%, mientras que en el caso de Aguascalientes se estima que el PIB estatal sufrirá una caída de entre 10 y 15%, con lo que se estarían perdiendo cerca de 30 mil millones de pesos. “Se han perdido 15 millones de empleos y más de 250 mil empresas han quebrado, pero es probable que esos números aumenten en los próximos meses”.
Ante dicho escenario, comentó que los liderazgos locales del panismo en Aguascalientes deben estar concentrados en sus respectivas funciones, trabajando por el bienestar de los aguascalentenses, luego de que la falta de resultados es lo que alienta el desencanto de la gente. “Los panistas estamos obligados a reivindicar la actividad política y eso sólo lo lograremos con buenos resultados, con rendición de cuentas y con mecanismos que nos permitan dirimir nuestras naturales diferencias, con respeto e institucionalidad”.