Condena la Iglesia católica en Aguascalientes las jornadas violentas que se han registrado en la entidad durante las últimas horas, mismas que han generado incertidumbre entre los diferentes sectores de la sociedad.

El Obispo de la Diócesis local, José María de la Torre Martín, lamentó que entre la población hechos como las ejecuciones sean vistas cada vez más con normalidad.

En rueda de prensa, el pastor condenó lo sucedido el pasado fin de semana, en donde lamentablemente, dijo, ya no se tratan de hechos aislados y ajenos. Precisó que además atender los ataques y ejecuciones en la entidad, se debe de poner mayor atención a los hechos registrados en zonas cercanas al territorio local.

“Pareciera que ya nos estamos acostumbrando a la violencia. Esperemos que Dios dé sabiduría a los gobernantes para saber atajar la delincuencia. Tanto a nivel local como mis paisanos, la gente está asustada por tanta inseguridad”, refirió.

En tema aparte, De la Torre Martín habló sobre los movimientos protagonizados por mujeres quienes se han expresado a favor del aborto, así como de aquellos proyectos legislativos presionados por las voces defensoras de las mujeres y anti vida.

Dijo que aun cuando no se debe criminalizar a las mujeres por sus pensamientos, sí se debe dar el apoyo diligentemente y escuchar con empatía para poder comunicar el Evangelio de la vida. Agregó que cada embarazo es un proyecto de vida impulsado por Dios.

“Los recién concebidos no son células malignas, sino seres humanos con plenos derechos. Ellos y ellas tienen derechos que deben ser tomados en cuenta”, concluyó.