Será el sector productivo quienes sentirán mayormente las repercusiones sobre la posible eliminación del horario de verano, propuesto por el ejecutivo federal y cuya decisión final está en manos del Congreso de la Unión. El presidente de la Comisión de Energía de la Confederación Patronal de la República Mexicana, en la entidad, Carlos Haro Humarán, reconoció por su parte que el consumo doméstico tendría una reducción al interior de las viviendas al aprovecharse hasta dos horas la luz solar.
El experto en la materia, consideró tangible la posibilidad de anular el horario de verano en el país a pesar de que el sector productivo pudiera tener afectaciones principalmente al ya no coincidir con horarios de otros países mermando las exportaciones e importaciones.
Sin embargo, dijo que más allá de este tema, es importante el que las autoridades federales se encaminen a la generación de energías limpias y renovables, lo que además generaría mejores tarifas para los todos los sectores y de contribuir a las mitigaciones provocadas por el cambio climático, al reconocer que el país no ha tenido el crecimiento de otras naciones en cuanto al desarrollo de energías renovables.
Agregó que aun cuando no existe una fecha para que la generación de energía sea en su mayoría de manera natural dejando de lado el uso de hidrocarburos, es necesario que la Comisión Reguladora de Energía, otorgue mayor facilidad en los permisos correspondientes.

“El hacer una transición de energías limpias nos ayuda a poder acertar un kilowatt hora más competitivo y comprobar el poder hacer a 100% libre de carbono para los usuarios finales…” Carlos Haro, COPARMEX