Aunque en Aguascalientes los microsismos que se han presentado han sido relacionados al reacomodo de tierra debido a la sobreexplotación de los mantos acuíferos, no está de más que el equipo de previsión y medición de sismos instalados en la entidad, reciban el mantenimiento que ameriten y que a la fecha no se les ha dado.
Así lo consideró el secretario de Desarrollo de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot), Armando Roque Cruz, quien advirtió que los cuatro sismógrafos que fueron donados a la UAA hace 15 años se encuentran dañados y son ya obsoletos, por lo que no está de más tomar en cuenta esta situación.
Si bien Aguascalientes no está considerado en la lista de los estados con alta sismicidad, pues los pocos casos que se han presentado generalmente son réplicas de lo que en otras partes del país se registra, no está de más contar con equipo y herramientas en buenas condiciones para atender estos fenómenos de la naturaleza.
La realidad es que en la actualidad no se cuenta con equipo ni herramientas tecnológicas en buenas condiciones que permitan detectar movimientos sísmicos, lo cual nunca está de más, así sea para ubicar los movimientos telúricos derivados de la sobreexplotación de los mantos, insistió.
Lo que podría sugerirse de inmediato, dijo, es la reposición de los equipos que tiene la UAA para medir el comportamiento de los movimientos de la tierra que pudieran presentarse en el país y en esta localidad, así como las afectaciones según las escalas en que pudieran darse.
Roque Cruz mencionó que en Aguascalientes se tienen registrados alrededor de dos mil 500 inmuebles que tienen afectaciones en sus estructuras, y si bien no se les relaciona con fenómenos sísmicos, sí es debido a las fallas y grietas que cruzan en la entidad.
Hay distintos asentamientos donde es notorio el crecimiento de las grietas y fallas, como es en la zona de Volcanes, Del Valle, Casa Blanca, parte de Santa Anita, entre otros y uno de los movimientos de tierra más notorios de los últimos meses fue el del templo ubicado en la colonia Estrella, el cual por cierto tendrá que ser demolido por completo y volver a construirlo en la misma zona pero con distinta orientación.