Los paros técnicos registrados en las grandes empresas del sector automotriz, afectadas por el abastecimiento de insumos para su producción, así como las secuelas mismas de la pandemia por COVID-19, que han sido severas para las micro y pequeñas empresas, ocasionarán un panorama incierto para la próxima entrega de utilidades.

El presidente de la Comisión Laboral de la Coparmex Aguascalientes, Juventino Romero de la Torre, advirtió que para este año “no será jugoso el reparto de utilidades”.

Al vencer este jueves 31 de marzo el plazo para que las empresas realicen su declaración anual, se aproxima en consecuencia la entrega de utilidades para aquellas empresas que reporten las mismas, correspondiente al año previo, teniendo para ello el 30 de mayo como fecha límite.

El experto en materia laboral, explicó que aún cuando las estimaciones de las autoridades federales son positivas derivado de los ajustes con la eliminación de la subcontratación que orilló a muchas empresas a operar bajo los nuevos lineamientos, además de que el pago de las utilidades será mayor hasta por tres meses de salario en algunos casos, precisó que las condiciones por las que están atravesando un número importante de empresa de todos los tipos, son complicadas por lo que indicó, un número importante de ellas podrían incluso negociar con los trabajadores para realizar en todo caso, el pago de la mencionada prestación en parcialidades o combinarlo por algún bono.

“Todo está afectando, para los micro y pequeñas empresas los aumentos al salario mínimo de los últimos años han sido factor. Para las grandes empresas los paros técnicos también terminan por dañar la economía de sus trabajadores. El reparto de utilidades de este año es complejo” indicó.

 

¡Participa con tu opinión!