GUADALAJARA, México.- La disputa legal con su padre y ex gerente comercial está lejos de terminar, pero Britney Spears no tendrá que enfrentarse directamente a los abogados de sus enemigos en un corto plazo.
El padre de Spears, Jamie Spears, solicitó el permiso de la corte para tomar la declaración de Spears mientras las dos partes continúan en guerra por los honorarios de los abogados y otros costos relacionados con su tutela de 13 años.
Pero este miércoles, en una audiencia en el centro de Los Ángeles, la jueza Brenda Penny dictaminó que la cantante no tendrá que rendir declaración en la batalla por las consecuencias de su tutela y el uso de su fortuna por parte de Jamie Spears, informó Deadline.
Por otro lado, Jamie Spears, responsable del enredo restrictivo de más de una década de Britney, tendrá que enfrentarse a los abogados de su hija. (Abril Valadez/Agencia Reforma)