Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador urgió ayer a que en el proceso interno de Morena para renovar sus órganos de dirección, los militantes de su partido no actúen como «borregos» ni hagan caso a los «mapaches» electorales.
En conferencia en Palacio Nacional, subrayó que en Morena y en todos los partidos políticos los ciudadanos son los que deciden, por lo que no hace falta hacer un llamado a la no manipulación.
«No hace falta hacer un llamado para que no se dejen manipular porque es ofensivo, de todas maneras, si salen por ahí algunos mapaches, que los manden… lejos, lejos, y que demuestren que son buenos ciudadanos los que van a participar, que no son manipulables», pidió.
«Y que nosotros hemos luchado siempre por la democracia y hemos luchado siempre en contra del fraude, y que la libertad no se implora, se conquista, y que sólo siendo masoquistas se acepta ser borrego, con todo el respeto a los borregos».
Como parte de un método que Lopez Obrador calificó de democrático, este sábado y domingo, Morena llevará a cabo asambleas en los 300 distritos electorales federales del País a fin de elegir a sus congresistas estatales, incluidos los 32 comités estatales.
Posteriormente, los días 17 y 18 de septiembre realizará su Congreso Nacional, donde elegirá a los 300 liderazgos que conformaran el Consejo Nacional, así como el Comité Ejecutivo Nacional, excepto al presidente y secretaria general, quienes terminan su encargo en 2023.
El proceso de renovación de dirigencias distritales, estatales y nacional de Morena enfrenta quejas por afectaciones de los derechos políticos de militantes y acusaciones por «rasuramiento» de militantes de la lista de candidatos para integrar el consejo nacional.
«Si llegan ahí, (y les dicen): ‘traigo línea, yo soy el bueno’, sí, tú eres el bueno, tú vas a pasar a la historia… pero al basurero de la historia; ‘es que mira, aquí tengo yo foto con Andrés Manuel’, ‘mi compañero, mi amigo, jugamos canicas juntos’, pues sí, puede ser, pero eso no cuenta y no hay dedazo», abundó López Obrador.
«Y evitar ser acarreado, nada de que a dónde vas, ‘meeh’, a dónde te llevan ‘meeh’, y que te estén repartiendo papelitos diciéndote: ‘por este’, o por esta compañera, no, tú ve los 100 o 200 (aspirantes), o los que sean, llévate tu tiempo ahí viendo, a quién conoces, a quién has visto que ayuda al pueblo, a quién le ves cara de buena gente, que tiene buenos sentimientos, que le tiene amor al pueblo».
López Obrador también pidió a los simpatizantes de Morena que descalifiquen en el proceso interno a aspirantes hipócritas o farsantes que, una vez que logran su objetivo, hasta les molesta que la gente se les acerque.