Ayer en el municipio de Asientos, el gobernador Martín Orozco entregó a 200 productores del campo apoyos para la adquisición de cisternas y bolsas para almacenamiento de agua. Con ello los beneficiados, originarios de los 11 municipios de la entidad, podrán optimizar el uso del vital líquido, una de las prioridades de la actual administración estatal. El mandatario enfatizó que, a pesar de la situación de emergencia sanitaria, “no se tocará” el presupuesto destinado al campo “porque el gobierno estatal está convencido que es la parte fundamental para que los alimentos lleguen a la mesa de las familias”. Finalmente, reiteró su respaldo a los productores a fin de “tecnificar los procesos, incentivar los nuevos cultivos y entregar mayor equipamiento y herramientas”.