No se salieron con la suya

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado lograron la detención de cuatro personas que pretendían defraudar a un comerciante, con la compra de fertilizante con valor de 100 mil pesos, pero que iban a pagar con un cheque sin fondos.
Quienes ya se encuentran a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado son tres hombres y una mujer de nombres Héctor, de 57 años de edad; Jesús Antonio, de 63 años de edad; Ignacio, de 45 años de edad y Priscila, de 21 años de edad.
El afectado, quien se dedica a la venta de insumos agrícolas y ganaderos, solicitó la intervención de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, debido a que intentaban defraudarlo con la compra de fertilizante.
Señaló que fue contactado por un individuo que dijo ser empleado de Petróleos Mexicanos para comprarle fertilizante con valor de 100 mil pesos, además de que la compra se realizaría a las afueras de las instalaciones de la paraestatal que se ubican en la comunidad de Coyotes y que el pago se realizaría con cheque.
El comerciante decidió comunicarse con personal de la paraestatal, donde le informaron que ellos no tenían conocimiento de alguna transacción similar, por lo que al presumir que intentaban defraudarlo decidió pedir ayuda a los uniformados.
Cabe destacar que momentos después llegó Héctor, pero al darse cuenta de la presencia policiaca intentó darse a la fuga, por lo que fue interceptado y tras ser cuestionado sobre sus planes, terminó por confesar que no laboraba para la empresa petrolera, además de que su intención era robar el fertilizante con ayuda de tres personas más que lo iban a estar esperando en la carretera federal número 45 Sur.
Con esta información, los elementos policiacos se trasladaron a un punto de la carretera federal número 45 Sur, donde ubicaron un vehículo Volkswagen, en color verde, donde estaban a bordo Jesús Antonio, Ignacio y Priscila, por lo que se procedió a su detención.
Cabe destacar que a estas personas les encontraron uniformes y documentación de Petróleos Mexicanos, pero se confirmó que ninguno de ellos trabaja en la paraestatal.