Elementos de la Policía Cibernética, en coordinación con preventivos del municipio de Calvillo, evitaron que se consumara una nueva extorsión telefónica, en la cual unos delincuentes solicitaban la cantidad de 100 mil pesos a cambio de no hacerle daño a una mujer, supuestamente privada de su libertad.
Los afectados, originarios de aquella demarcación que radican en los Estados Unidos, solicitaron el apoyo de los oficiales, indicando que acababan de ser víctimas de un secuestro, debido a que habían recibido una llamada telefónica en la que les solicitaban el pago de una fuerte cantidad de dinero para liberar a su familiar. Así pues, los oficiales se trasladaron al domicilio de quien se identificó como Esteban, de 21 años, quien precisó que, instantes antes, un sujeto lo contactó indicando que tenía, supuestamente privada de su libertad, a su madre. Luego de eso, detalló que intentó comunicarse con su progenitora sin tener éxito, por lo que, en ese momento, solicitó el apoyo de los oficiales. Tras recomendarle al joven que no realizara ningún depósito, los elementos de seguridad pública comenzaron a buscar en plazas, hoteles y moteles a la víctima de extorsión, siendo localizada ésta minutos después, quien dijo llamarse Lilia, de 39 años de edad, la cual se encontraba en la ciudad capital, concretamente en un hotel de la zona Centro.
Finalmente la mujer pudo reunirse con su hijo y otros familiares sin ningún contratiempo, indicando que, tras recibir una llamada telefónica, siguió las instrucciones, pues había sido amenazada de que, si no lo hacía así, a sus familiares los dañarían.

¡Participa con tu opinión!